Nuevas medidas actualizan política migratoria en Cuba

Nuevas medidas actualizan política migratoria en Cuba.

(Programa especial informativo transmitido el miércoles 24 de octubre 2012 por la televisión cubana).

El secretario del Consejo de Estado, Homero Acosta, dijo que según datos oficiales, entre el año 2000 y el 31 de agosto del 2012, de los cubanos que solicitaron el permiso de salida lo recibieron el 99,4 %. Solo el 0,6 % fue denegado por razones fundadas. En ese mismo periodo, viajaron al exterior por asuntos particulares 941 mil 953 personas, de las cuales no regresaron 120 mil 275, el 12,8 %. Del total de viajeros, 156 mil 68 eran graduados universitarios, y de ellos no regresó el 10,9 %. Estas cifras confirman que la gran mayoría de los cubanos que viajan al exterior regresan al país. En el año 2011 viajaron a Cuba más de 400 mil cubanos residentes en el exterior, de los cuales cerca de 300 mil residían en Estados Unidos.

La ministra de Justicia, María Esther Reus, explicó sobre las regulaciones para los viajes de los profesionales que solo se aplicarán los mecanismos para aquellas personas que realizan "actividades vitales", quienes estarán identificadas por los jefes de los organismos y las instituciones, lo que no quiere decir que no puedan viajar por asuntos particulares. Solo si deciden emigrar se les impone un límite de tiempo prudencial para la capacitación de un reemplazo para el cargo. En el caso de los universitarios ese límite puede extenderse hasta cinco años, y en el caso de los técnicos hasta tres años. Son los jefes de las entidades los encargados de autorizar la salida de esos ciudadanos al exterior.

Antes de la nueva normativa todos los profesionales tenían que pedir permiso en su centro de trabajo. A partir del 14 de enero, solo un "universo limitado de personas" tendrán que solicitar la autorización. “No es que los profesionales sujetos a regulaciones no puedan viajar, sino que deberán seguir un mecanismo diferenciado”.

El coronel Lamberto Fraga Hernández, segundo jefe del Departamento de Inmigración y Extranjería del MININT, expuso que a partir del 14 de enero, además de las actuales oficinas de inmigración y extranjería, se habilitarán las oficinas del carnet de identidad para hacer los trámites del pasaporte. Solo deben presentarse con el carnet, y en el caso de los menores de edad, con la carta de consentimiento de los padres.

Principales medidas adicionales que no aparecen en el Decreto-ley:

  • Pueden entrar temporalmente a Cuba aquellos emigrantes ilegalmente después de los acuerdos migratorios de 1994, si han transcurrido más de ocho años desde su salida. Aplicable igualmente ese período (8 años) a los profesionales de la salud y deportistas de alto rendimiento que abandonaron el país luego de 1990. Se exceptúan quienes salieron a través de la Base Naval de Guantánamo por razones de defensa y seguridad nacional.
  • Se amplían las causas de repatriación para los que salieron de Cuba con menos de 16 años, y también por otras razones humanitarias.
  • Se regularizan las visitas de los que emigraron ilegalmente con menos de 16 años, en cuyo caso no tienen que esperar los ocho años.
  • Los varones en edad de Servicio Militar están sujetos a la Ley de Defensa Nacional y tienen que cumplir con las regulaciones establecidas.
  • Quienes hayan obtenido su pasaporte antes de la entrada en vigor de la norma, pueden actualizarlo después del 14 de enero y no necesitan sacar uno nuevo.
  • Se deroga la ley 989 sobre la nacionalización por confiscación de los bienes de las personas que se ausenten definitivamente del país. A partir de ahora esto estará regulado en las leyes específicas; por ejemplo, las de la vivienda en la ley general de la vivienda, y las personas antes de emigrar pueden disponer de sus bienes.
  • Luego de concluir los 24 meses que se establecen para que un cubano esté en el exterior, se puede pedir una extensión de ese plazo por motivos fundamentados. Así, se considera emigrado a aquella persona que esté más de 24 meses sin autorización.
  • Para la residencia legal en el exterior se amplían los motivos, que pueden ser por causas humanitarias y familiares, así como por unión matrimonial no solo formalizada.

(Fuente: Periódico Granma - http://www.granma.cu/espanol/cuba/25octubre-las-medidas.html)