Repatriación a Cuba

En Cuba, se conoce comúnmente a la Repatriación como el proceso mediante el cual un ciudadano cubano por su propia voluntad interesa regresar a la isla de forma permanente y comenzar a residir en ella con todos sus derechos restablecidos.

Este procedimiento no es el que se aplica a los ciudadanos cubanos que son expulsados o devueltos a Cuba por las autoridades de otros países.

El proceso tiene como finalidad obtener un permiso de las autoridades cubanas para volver a disfrutar de los derechos que tienen los ciudadanos cubanos que residen en la isla. Dejar de ser considerado como un ciudadano cubano emigrado.

Para las autoridades cubanas han sido considerado emigrados, los cubanos que han salidos de Cuba de forma definitiva o los que no han regresado en los plazos establecidos en la Ley de Migración y han fijado su residencia en el exterior sin haber tramitado el llamado Permiso de Residencia en el Exterior (PRE). La antigua política establecía un plazo de 11 meses y 29 días, la vigente ley estableció ese plazo a 24 meses.

Las solicitudes se presentarán ante el Consulado cubano en el país donde reside el emigrante, o en las oficinas de la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería (DIIE) en Cuba. Siempre deberá asistir a una entrevista ante el Cónsul del país donde reside o ante el funcionario de la DIIE donde presento el trámite en Cuba.

Se debe acompañar al escrito de solicitud, el pasaporte corriente vigente y los datos de la persona de referencia que se comprometa en Cuba, a garantizar su alojamiento y manutención hasta que el interesado pueda disponer de vivienda e ingresos propios.  Se deberá pagar el impuesto o arancel consular, según corresponda, de acuerdo con la legislación vigente. El trámite es resuelto por la DIIE.

En el Escrito de Solicitud se debe dejar clara constancia de la vía utilizada para emigrar y las causas por las que se solicita su nueva residencia en Cuba. El haber realizado actos hostiles contra Cuba es una causal de desestimación del trámite.

Existen además otros requisitos que se deben cumplimentar de acuerdo a las particularidades del caso, si se tratara de menores de edad, enfermos, personas que abandonaron una misión oficial, personas que no regresaron a Cuba por causas ajenas a su voluntad o personas que desean regresar por causas humanitarias.

El trámite, según la norma que lo regula, debe resolverse en el término de 90 días, y se notificaran a través de los Consulados cubanos o las oficinas de trámites del Ministerio del Interior donde fueron presentadas.

Si el ciudadano cubano emigrado es aprobado, se le entregará un documento que deberá presentar ante las Oficinas de Tramites del Ministerio del Interior para que le sea confeccionado su Carnet de Identidad, a fin de poder registrarse e identificarse en todas las demás dependencias del país.