LPCALE- EL PROCESO EN REVELDIA

Título V
DEL PROCESO EN REBELDIA

Capítulo I
DE LA DECLARACION DE REBELDIA

ARTÍCULO 437.- Será declarado rebelde el demandado que, emplazado en forma legal, no se persone dentro del término señalado.

ARTÍCULO 438.- Declarado rebelde un demandado, no volverá a practicarse diligencia alguna en su busca, a menos que, siendo posible verificarla, se refiera a la citación para aquellos actos que requieran su asistencia personal, o a la práctica de requerimientos que deban entenderse directamente con él.

ARTÍCULO 439.- Fuera de tales casos, todas las providencias y autos no definitivos que se dicten a partir de dicha declaración, serán notificados al rebelde en la tablilla de avisos del Tribunal, acorde con lo que previenen los artículos 161 y 162. Para las demás citaciones y los emplazamientos que deban hacérsele, se observará lo que establece el artículo 164.

Las sentencias y demás resoluciones definitivas, incluyendo las que se dicten a virtud de los recursos de apelación y casación se notificarán, además, siendo posible, personalmente o por medio de cédula, al demandado rebelde en el domicilio que conste de las actuaciones u otro lugar en que, en su defecto, indique alguna de las partes que pueda ser hallado; y de no poder efectuarse en dicha forma, se hará mediante edictos que se fijarán por el término legal en los lugares públicos que el Tribunal determine.

ARTÍCULO 440.- Desde el momento en que un demandado haya sido declarado en rebeldía, se decretará la retención de sus bienes en cuanto basten a asegurar lo que sea objeto del proceso, si la parte contraria lo pidiere.

Dicha diligencia se practicará con sujeción a la regulación establecida, en lo pertinente, por los artículos 460 y siguientes del Título VII del presente Libro.

Tan pronto se persone el demandado, se dejará sin efecto la retención dispuesta, si éste lo solicita.

ARTÍCULO 441.- En cualquier estado del proceso en que se persone el demandado rebelde se le tendrá por parte y se entenderán con él los sucesivos trámites y notificaciones.

ARTÍCULO 442.- No habrá lugar a retrotraer el proceso seguido en rebeldía, excepto que el emplazamiento se hubiere efectuado por medio de los avisos que previene la última parte del artículo 169, o que de haberse practicado en otra forma, el demandado justifique al personarse no haber podido hacerlo antes por causa de fuerza mayor, y sin perjuicio, siempre, de lo que preceptúa el artículo anterior.

Capítulo II
DE LA AUDIENCIA EN REBELDIA

ARTÍCULO 443.- Para la retroacción del proceso en los casos en que proceda será requisito que el demandado se persone solicitando audiencia en rebeldía dentro de un lapso igual al que la ley concede para el emplazamiento, contando desde la fecha en que haya tenido conocimiento, en cualquier forma, de la existencia del proceso, o desde aquella en que haya cesado la fuerza mayor impeditiva.

ARTÍCULO 444.- El demandado solicitará la retroacción precisamente en el escrito personándose, exponiendo a la vez los fundamentos que justifique la imposibilidad de haber podido verificarlo en tiempo.

En el propio escrito formulará la contestación en los términos en que debió hacerlo en su oportunidad, ajustándose en todo lo demás a las disposiciones de los procesos ordinario o sumario que respectivamente correspondan.

ARTÍCULO 445.- La certeza de la causa impeditiva se afirmará en todo caso bajo protesta de las responsabilidades por el delito de perjurio, sin perjuicio de justificar, además, del modo posible, la veracidad de aquélla.

ARTÍCULO 446.- Solicitada la audiencia en rebeldía, el Tribunal, con vista de las actuaciones, que reclamará, si fuere preciso, y de las justificaciones y alegaciones en que se funde, determinará sin concurren o no los requisitos que autorizan la retroacción y, en su consecuencia, declarará haber o no lugar a su admisión.

Excepcionalmente, en el caso en que para resolver sobre la admisión sea necesario acreditar algún particular de hecho y no pueda verificarse de otro modo, podrá disponerse que se practiquen sumariamente, con citación de las partes, las diligencias de prueba indispensables a ese fin.

ARTÍCULO 447.- Concedida la audiencia, se retrotraerá el procedimiento a la oportunidad en que hubo de declararse la rebeldía y continuará el proceso por sus trámites legales quedando sin efecto la declaración expresada.

ARTÍCULO 448.- La retroacción no producirá necesariamente la nulidad de las actuaciones anteriores a la declaración de la misma, las cuales conservarán su validez en cuanto en derecho proceda, y sin perjuicio siempre del derecho del demandado rebelde para solicitar las rectificaciones y ampliaciones que fueren pertinentes, en especial, con referencia a las pruebas ya practicadas.

ARTÍCULO 449.- El demandado rebelde podrá proponer cuantas pruebas estime convenientes.

Las pruebas que las demás partes podrán proponer habrán de estar necesariamente relacionadas con los términos en que el debate haya quedado fijado en definitiva a virtud de las posteriores alegaciones del demandado rebelde que hubiere comparecido.

ARTÍCULO 450.- El demandado rebelde a quien se hubiere notificado la sentencia conforme al artículo 439 deberá solicitar la audiencia en rebeldía dentro del término autorizado para establecer el correspondiente recurso de apelación o casación, a condición, desde luego, de que concurran los demás requisitos necesarios a tal efecto.

Deducida dicha pretensión, se resolverá lo que proceda con sujeción a lo que disponen los artículos 443, 444, 446 y 447, pero si se deniega la admisión de la audiencia, podrá, no obstante, admitirse el recurso que el interesado hubiere establecido al mismo tiempo.

ARTÍCULO 451.- Se concederá audiencia contra la sentencia aunque se encuentre firme, siempre que se solicite dentro de los seis meses siguientes a la firmeza y concurran, desde luego, todos los requisitos para su admisión que se señalan en los artículos que anteceden.

Conocerá de la solicitud en este caso el Tribunal que haya dictado la sentencia firme, aunque hubiere sido a virtud de recurso, si bien la retroacción, una vez declarada, producirá siempre los efectos que previenen los artículos 448 y siguientes.

ARTÍCULO 452.- No procederá audiencia en rebeldía contra las sentencias firmes:

  1. en los procesos seguidos a virtud de títulos que lleven aparejada ejecución;
  2. en los procesos posesorios y cualesquiera otros respecto a los cuales puedan promoverse después otros sobre el mismo objeto;
  3. contra las dictadas en procesos de divorcio o de nulidad de matrimonio

ARTÍCULO 453.- Las sentencias firmes dictadas en rebeldía podrán ser ejecutadas, salvo siempre el derecho del demandado para promover su rescisión mediante la audiencia que en el presente Título  se regula.

El que haya obtenido la sentencia a su favor, sin embargo, no podrá disponer libremente del bien o derecho de que hubiere entrado en posesión, mientras no transcurra el término que al respecto de cada caso prevén los artículos 443, 450 y 451.

A los efectos de quedar librados de la prohibición de referencia, por todo el tiempo que señala el último de los artículos citados, el que haya obtenido la sentencia a su favor podrá en cualquier tiempo anterior al decurso del término, solicitar que se notifique al rebelde la sentencia firme, indicando el lugar en que pueda ser hallado; y verificada así la notificación, el término para solicitar la audiencia quedará limitado al que señala el artículo 450.

Decursado este plazo o, en todo caso, el que autoriza el artículo 451, sin haberse utilizado, quedará sin efecto de pleno derecho, la prohibición.

Título VI
DE LOS INCIDENTES

ARTÍCULO 454.- Las cuestiones incidentales previstas en esta Ley para las cuales no se hubiere señalado una tramitación especial, se ventilarán en la forma que este Título regula.

Dichas cuestiones, para que puedan ser calificadas de incidentes, deberán tener relación inmediata con el asunto principal que sea objeto del pleito en que se promuevan, o con la validez del procedimiento.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

LEGISLACION

Decreto Ley No. 154, de 19.9.74, DEL DIVORCIO NOTARIAL: Gaceta Oficial, edición ordinaria No. 13, artículos 9 y 12.

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 99, de 11.2.76: Aclara que tipo de proceso debe establecerse para las demandas de la declaración de condominio y división de los bienes de la comunidad matrimonial de bienes, después de decursado un año de la disolución del vínculo matrimonial, sin haberse iniciado proceso judicial para la división de dicha comunidad, no siendo, en todo caso, procedente sustanciarla en los propios autos del proceso principal. Bol. 1976,  pág. 31.
Acuerdo 146, de 11.10.84: Ver nota al artículo 369.

ARTÍCULO 455.- Los Tribunales repelerán de oficio los incidentes que no se hallen en los casos del artículo anterior, sin perjuicio de la facultad de la parte para reproducir la misma cuestión al interponer el recurso que pudiera establecer contra la sentencia definitiva.

ARTÍCULO 456.- Los incidentes que sobrevengan después de iniciado el proceso, cualquiera que sea el trámite en que se encuentre, se sustanciarán en pieza separada, sin interrumpir el curso de aquél, salvo que una disposición legal expresamente ordene suspenderlo, o que la naturaleza de la cuestión promovida no haga posible su tramitación simultánea con el asunto principal.

ARTÍCULO 457.- La pieza separada contendrá:

  1. el escrito en que se promueva el incidente;
  2. los documentos relativos al incidente que se haya presentado con dicho escrito;
  3. testimonio de particulares relativos a las actuaciones principales que señalen las partes y el Tribunal acuerde;
  4. la prueba que se proponga

ARTÍCULO 458.- Admitida la cuestión incidental, se conferirá traslado a las demás partes.

En lo adelante, el procedimiento se acomodará a los trámites del proceso sumario, si bien los términos quedarán reducidos a la mitad de los señalados, computándose como días completos las fracciones que resulten.

ARTÍCULO 459.- Declarada sin lugar la cuestión incidental, se impondrán las costas al promovente.

Título VII
DEL EMBARGO DE BIENES

ARTÍCULO 460.- El actor, para asegurar las responsabilidades pecuniarias derivadas de la acción ejercitada o que se proponga ejercitar, podrá pedir, en la forma en que se regula en este Título, el embargo de bienes del demandado en cantidad suficiente.

ARTÍCULO 461.- En los procesos a que se refieren los Títulos II y III de este Libro, el embargo podrá solicitarse al interponerse la demanda, o en cualquier momento posterior durante el curso del procedimiento.

Podrá, asimismo, decretarse el embargo previamente mediante prestación de fianza a reserva de la ulterior presentación de la demanda, siempre que, atendidas las circunstancias, existiere el riesgo inminente de alguna de las situaciones a que se refiere el apartado 2) del artículo que sigue; pero en ese caso, el embargo quedará sin efecto de pleno derecho, si la demanda no se establece dentro de los treinta días siguientes a la fecha en que la diligencia se haya practicado.

ARTÍCULO 462.- Procederá el embargo siempre que:

  1. se presente alguna prueba por escrito de que pueda inferirse la existencia de la deuda;
  2. la acción se ejercite o se pretenda ejercitar contra una persona que se halle ausente o pretenda ausentarse del país, o que pueda presumirse que tratará de hacer desaparecer u ocultar los biene

Concurriendo las circunstancias expresadas, se decretará el embargo, procediéndose a dicho efecto en la forma que expresan los artículos siguientes.

ARTÍCULO 463.- Podrán ser objeto de embargo, medida cautelar o asegurativa, toda clase de bienes y derechos, con excepción de los que a continuación se expresan:

  1. los bienes de propiedad socialista estatal; 
  2. el inmueble que constituya la vivienda permanente del deudor;
  3. los bienes de propiedad personal destinados al uso imprescindible del deudor;
  4. los medios o instrumentos de trabajo de uso necesario para el ejercicio de la profesión, arte u oficio;
  5. los vehículos que constituyan instrumentos o medio de trabajo personal;
  6. las pensiones alimenticias;
  7. las tierras integrantes del mínimo vital y el área de autoconsumo del pequeño agricultor y los demás bienes inherentes a ella, incluyendo los aperos de labranza, los animales y crías de éstos.

Serán inembargables los dos tercios de los sueldos, salarios y prestaciones de seguridad social, pero en los casos de reclamaciones de pensiones alimenticias y créditos en favor del Estado y las empresas estatales la inembargabilidad se podrá reducir a la mitad del monto de dichos ingresos.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Acuerdo 6, de 12.1.88: Dispone que la responsabilidad civil derivada de la comisión de delito incluye pronunciamiento en cuanto a que el monto de las pensiones alimenticias no están limitadas por la cuantía de la embargabilidad. Bol. 1988, pág. 40.

ARTÍCULO 464.- Decretado el embargo se procederá inmediatamente a su ejecución en la forma que corresponda, según la naturaleza de los bienes objeto del mismo.

ARTÍCULO 465.- Si se tratare de dinero, alhajas o piedras preciosas, se depositarán en la oficina bancaria correspondiente o se participará el embargo a dicha oficina si estuviesen ya depositados en ella, con la prevención en ambos casos, de que no podrán ser extraídos sin autorización previa del Tribunal que conociere del proceso.

En los lugares donde no exista oficina bancaria, se dispondrá el depósito en otra de carácter oficial que el Tribunal determine.

ARTÍCULO 466.- Respecto a las obras de artes y demás objetos valiosos, el Tribunal adoptará las medidas necesarias para su depósito en lugar seguro.

ARTÍCULO 467.- Los demás bienes, muebles y semovientes se dejarán, previa reseña en poder del deudor o del tercero en cuya tenencia se hallen, a las resultas del proceso, con la obligación de conservarlos en el estado en que se encuentren y la expresa prohibición de disponer de ellos, sujetos en toda caso a las responsabilidades en que pueden incurrir en el orden penal.

Si el acreedor lo solicita, y esto se estima necesario, podrá además participarse a las personas, entidades y autoridades que indique, a fin de que quede siempre asegurada la efectividad del embargo una vez constituido.

ARTÍCULO 468.- En cuanto a los inmuebles, se limitará el embargo a librar comunicación al responsable de la oficina y organismo donde conste la inscripción de la propiedad del inmueble para que extienda la correspondiente anotación.

ARTÍCULO 469.- El embargo de sueldos, salarios, prestaciones de la seguridad social u otros, dentro del importe autorizado en el último párrafo del artículo 463, se llevará a efecto mediante comunicación al centro de trabajo correspondiente u oficina encargada de su pago, a fin de que retenga y remita periódicamente, al Tribunal dicho importe hasta cubrir el total que señale.

El Tribunal, recibidas dichas cantidades, las irá depositando en las respectivas oficinas bancarias, conforme al artículo 465.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 235, de 11.5.77: Sobre la improcedencia de que se retenga en el centro de trabajo cantidades por concepto de embargos decretados, las que deberán ser remitidas periódicamente al beneficiario y  en cuyo caso no puedan ser recibidas por éste, serán enviadas al tribunal quien dispondrá su ingreso y depósito en la agencia bancaria correspondiente; de tratarse de cantidades a remitir al extranjero, el tribunal deberá exigir previamente que se justifique la autorización que corresponde expedir al Banco Nacional de Cuba, atendiendo a lo dispuesto en el Apartado 14) de la Resolución 821, de su Ministro Presidente. Bol. 1977, pág. 17.

Acuerdo 495, de 10.11.79: Sobre la improcedencia de que las administraciones de los centros de trabajo que tienen embargado el salario de un trabajador, por concepto de pensión alimenticia, soliciten directa o indirectamente al tribunal la declaración de extinción de la obligación del embargado. Bol. 1979-1, pág. 15.

Acuerdo 168, Dictamen 241, de 12.11.85: Dispone que el embargo por pensión alimenticia se mantiene con la resolución que se dicte, mientras no se solicite en contrario por la parte demandada. Bol. 1985, pág. 63.

Acuerdo 8, Dictamen 257, de 27.1.87: Referente al embargo de bienes para ejecutar la pensión alimenticia dispuesta. Bol. 1987, pág.22.

Acuerdo 33, Dictamen 324, de 17.7.91: Interpreta el artículo 469 de la ley procesal en el sentido de a quien corresponde practicar las retenciones periódicas.

ARTÍCULO 470.- No se llevará a efecto el embargo si, en el acto de practicarlo, la persona en cuyo perjuicio se haya decretado, pagare, consignare o constituyere fianza bastante para responder de las cantidades que se reclamen.

De igual modo se dejará sin efecto en cualquier momento posterior en que el demandado pague, consigne el importe de las responsabilidades o constituya fianza suficiente en los términos  expresados.

ARTÍCULO 471.- Una vez ejecutado el embargo, el deudor podrá en cualquier momento formular la impugnación fundada en que no concurren las circunstancias establecidas en el artículo 462.

Para tratar la impugnación se formará pieza separada.

Formada ésta, se dará traslado al actor para que conteste dentro de tercero día.

En los escritos de impugnación y contestación a ésta, las partes propondrán las pruebas de que intenten valerse, y practicadas en el término más breve posible las que hayan sido admitidas por el Tribunal, se dictará auto resolviendo la impugnación, sin ulterior recurso.

Si se declara con lugar la impugnación, se levantará el embargo, adoptándose las medidas conducentes a dicho efecto.

ARTÍCULO 472.- Si al practicar un embargo u ocupación se comprendiesen en la diligencia o acto otros bienes distintos a los dispuestos, el Tribunal deberá subsanar esa informalidad o extralimitación tan pronto lo advierta y dispondrá en el acto, de oficio o a instancia de parte, y sin audiencia de nadie, que se excluyan de la diligencia los bienes indebidamente comprendidos, librando a dicho objeto cuantos despachos se requieran.

El recurso de súplica en este caso carecerá de efecto suspensivo.