LPCALE- EL PROCESO SUMARIO

Título III
DEL PROCESO SUMARIO

Capítulo I
DEL PROCESO SUMARIO EN GENERAL

ARTÍCULO 357.- Las disposiciones que regulan el proceso ordinario serán de aplicación en el proceso sumario en todo lo no establecido en las del presente Título.

ARTÍCULO 358.- Se tramitarán en proceso sumario:

  1. las demandas de contenido económico en que la cuantía de lo reclamado o el valor de los bienes sobre los que se litigue no exceda de diez mil pesos;
  2. los conflictos que surjan con motivo del ejercicio de la patria potestad cuando la ejerzan ambos padres;
  3. los conflictos que surjan entre los cónyuges sobre la administración y disfrute de los bienes comunes;
  4. las reclamaciones sobre alimentos;
  5. las controversias que surjan entre partícipes en relación con la administración y uso de la cosa común.

Las reclamaciones sobre alimentos a que se refiere el apartado 4), se sustanciarán de conformidad con lo dispuesto en los Artículos 368, 369, 370 y 371.

(Este artículo quedó modificado en la forma dispuesta por el artículo 2 del Decreto-Ley Nº 241/2006, de 26 de septiembre, contenido en Gaceta Oficial de la República de Cuba Nº 33, Extraordinaria, de 27 de septiembre del 2006).

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 150, de 3.3.76: Ver nota al artículo 223.

Acuerdo 330, Dictamen 109, de 5.8.80: Ver nota al artículo 223.

Acuerdo 146, de 11.10.84: Ver nota al artículo 364.

Acuerdo 150, de 3.3.76: Ver nota al artículo 223.

Acuerdo 121, Dictamen 54, de 20.3.79: Sobre el procedimiento que ha de seguirse para la tramitación de las reclamaciones sobre aumento o rebaja de pensiones alimenticias dispuestas en proceso sumario de alimentos. Bol. 1979-1, pág. 17.

Acuerdo 557, Dictamen 81, de 29.12.79: Procedimiento que ha de seguirse para la tramitación del aumento, rebaja o cese de la pensión alimenticia fijada en virtud de la legislación anterior a la vigencia del Código de Familia. Bol. 1979-2, pág. 19.

Acuerdo 134, Dictamen 93, de 14.6.80: Sobre procedimiento a seguir en los procesos sumarios para el trámite de las demandas referidas a guarda y cuidado de hijos menores cuyos padres no se encuentran legalmente casados.  Bol. 1980-1, pág. 21.

Acuerdo 330, Dictamen 109, de 5.8.80: Ver nota al artículo 223.

Acuerdo 150, de 3.3.76: Ver nota al artículo 223.

ARTÍCULO 359.- El proceso sumario se iniciará mediante demanda por escrito, en la que se expresará en párrafos separados y numerados:

  1. el nombre y apellidos, naturaleza, ciudadanía, edad, grado de escolaridad, profesión u oficio, estado civil y domicilio del demandante cuando comparezca por sí, y, en su caso, los mismos particulares de la persona natural que represente, o los necesarios para identificar la entidad, organismo o empresa a cuyo nombre se persone;
  2. las generales del demandado o, por lo menos, su nombre y domicilio o paradero, o los datos necesarios para identificar la entidad, organismo o empresa contra la que se dirija la reclamación;
  3. los hechos que sirvan de base a la reclamación;
  4. la pretensión concreta que se deduce;
  5. la exposición sucinta de las razones en que la reclamación se funde;
  6. la prueba que se proponga;
  7. cualquier otro particular que en cada caso se estime necesario

ARTÍCULO 360.- Se acompañarán necesariamente los documentos de que disponga el demandante y la lista de testigos e interrogatorios, ajustándose a la forma establecida para el proceso ordinario; y tantas copias de todos ellos y del escrito de demanda cuantos sean los demandados.

ARTÍCULO 361.- Presentada la demanda, a menos que el Tribunal haga uso de la facultad a que se refiere el párrafo primero del artículo 21, la tendrá por establecida y dará traslado al demandado o demandados, emplazándolos para que se personen y la contesten dentro del término de diez días.

Este término podrá ampliarse hasta un máximo de quince días, si el demandado reside fuera de la demarcación en que el Tribunal tenga su sede.

ARTÍCULO 362.- El emplazamiento del demandado se hará mediante cédula con entrega de las copias correspondientes.

Al practicarse la diligencia se hará saber al demandado que debe evacuar el trámite de contestación por escrito en la misma forma establecida para la demanda en el artículo 359 y acompañar los documentos, listas de testigos, interrogatorios y copias a que se refiere el artículo 360.

En la misma diligencia se le apercibirá de que de no contestar en término podrá tenérsele por conforme con la demanda.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Acuerdo 150, de 3.3.76: Ver nota al artículo 223.

ARTÍCULO 363.- En los proceso de esta clase podrán promoverse las cuestiones de competencia a que se refieren los artículos 24 y siguientes; pero sólo serán admitidas cuando el demandado que las suscite tenga su domicilio y haya sido emplazado en la demarcación del municipio correspondiente a la sede del Tribunal Municipal Popular a favor del cual se reclame la competencia.

La inhibitoria podrá plantearse dentro de los cinco primeros días del término concedido para contestar la demanda. El Tribunal ante el cual se proponga cuidará de cumplir en el día la obligación a que se refiere el artículo 29.

ARTÍCULO 364.- Si el demandado emplazado en tiempo y forma no contesta la demanda sin mediar justa causa, podrá el actor solicitar que se le tenga por conforme con los hechos de la demanda, y con vista de éstos, sin necesidad de la práctica de pruebas, el Tribunal dictará en rebeldía, la sentencia que proceda.

El Tribunal no obstante podrá, para mejor proveer, disponer la práctica de las pruebas que estime indispensables sobre las cuestiones de hecho que, fundadamente, le ofrezcan dudas.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 448, Dictamen 32, de 2.11.78: Sobre la concesión de un término prudencial al actor a los efectos de que pueda solicitar que se tenga al demandado por conforme con los hechos de la demanda y sin necesidad de la práctica de pruebas se dicte sentencia, en los procesos sumarios en los que el demandado emplazado en tiempo y forma no conteste la demanda sin mediar justa causa. Bol. 1978-2, pág. 26

ARTÍCULO 365.- Para la práctica de las pruebas que admita el Tribunal, se concederá un término que no excederá de veinte días, sea que deban practicarse por el propio Tribunal o por otro situado fuera de su demarcación.

ARTÍCULO 366.- Practicadas las pruebas y unidas, en su caso, las resultas, el Tribunal dictará sentencia dentro del termino de tercero día.

ARTÍCULO 367.- Las cuestiones que surjan posteriormente a la firmeza de la sentencia que ponga fin a los conflictos a que se contraen los apartados 2) y 5) del artículo 358, se ventilarán en las propias actuaciones por los trámites que esta Ley señala para los incidentes.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 121, Dictamen 54, de 20.3.79: Ver nota al artículo 358.

Acuerdo 80, de 4.2.76: Dispone la obligatoriedad de atenerse a lo dispuesto en el artículo 377 de la Ley de Procedimiento Civil y Administrativo (actual 367 de la LPCALE) para el aumento o rebaja de pensiones alimenticias.   Bol. 1976, pág. 29.

Acuerdo 557, Dictamen 81, de 29.12.79: Ver nota al artículo 358.
Capítulo II
DEL PROCESO SUMARIO EN LOS
CASOS DE ALIMENTOS

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Instrucción No. 104, de 16.2.82: Dispone que las reclamaciones sobre indemnizaciones por la comisión de un hecho delictivo, que no se haya resuelto en proceso penal, se resolverán en la forma dispuesta en el presente Capítulo.

ARTÍCULO 368.- El proceso sumario por reclamaciones sobre alimentos se sustanciará conforme a las disposiciones de los artículos que siguen.

ARTÍCULO 369.- La demanda podrá formularse por comparecencia ante el Secretario del Tribunal en que la misma haya de sustanciarse, debiendo consignarse en el acta que a estos efectos se levante los particulares enumerados en el artículo 359.

El Tribunal de oficio y antes de dar traslado al demandado deberá solicitar de los centros de trabajo, oficinas del Registro del Estado Civil u otras entidades y organismos, los antecedentes e informes que constituyan los elementos fundamentales de prueba de la pretensión ejercitada. Con vista de estos antecedentes, el Tribunal podrá señalar una pensión alimenticia provisional que deberá pagar el demandado mientras se sustancie el proceso, la cual en ningún caso podrá exceder de los límites establecidos en el párrafo final del artículo 463. Esta pensión será exigible por la vía de apremio y contra la resolución que la decrete no se admitirá recurso alguno.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Instrucción 106, de 12.3.83:Instruye sobre las pensiones alimenticias y su aplicación habida cuenta de lo dispuesto en el artículo 127 del Código de Familia, en lo referido a la cuantía de las mismas. Bol. 1983, pág. 47.

Instrucción 117, de 10.10.84: Sobre tramitación de pensiones alimenticias en procesos sumarios o de divorcio. Bol. 1984-1, pág. 66.

Acuerdo 190, Dictamen 7, de 10.5.78:Sobre demandas de alimentos pretendidas contra trabajadores por cuenta propia y sin otro vínculo laboral. Bol. 1978-1, pág. 27.

Acuerdo 279, Dictamen 16, de 27.6.78: Sobre ejecución de las sentencias que fijan la obligación de dar alimentos cuando el alimentante carece de vínculo laboral. Bol. 1978-1, pág. 35.

Acuerdo 494, Dictamen 113, de 5.12.80: Sobre obligación en que se encuentran las oficinas de los Registros del Estado Civil de cumplimentar con diligencia las solicitudes de certificaciones que interesen en procesos de alimentos, los tribunales populares.  Bol. 1980-2, pág. 25.

Acuerdo 146, de 11.10.84: Sobre el procedimiento a seguir en los procesos sumarios de alimento para el aumento, rebaja o cese de la pensión, cuando la demanda adolezca de insuficiencias procesales, dada la carencia de representación letrada, habida cuenta de lo dispuesto en el artículo 454 de la ley procesal. Bol. 1984, pág. 22.

 Acuerdo 28, de 5.2.85: Sobre pensión alimenticia provisional en los procesos sumarios de alimentos, la que deberá ser fijada desde el mismo momento en que el tribunal tenga elementos de prueba suficiente de la pretensión. Bol. 1985, pág. 50.

Acuerdo 168, Dictamen 241, de 12.11.85:Dispone que el embargo decretado contra pensión provisional decretada se mantiene con la resolución definitiva mientras la parte beneficiada no solicite su cese. Bol. 1985, pág. 63.

Circular No. 25 de 25.10.84, del Presidente del Tribunal Supremo Popular: Refiere deficiencias y demoras improcedentes en la sustanciación de los procesos sumarios sobre demandas de alimentos e imparte indicaciones sobre el modo de erradicarlas.

ARTÍCULO 370.- Para la ulterior tramitación el Tribunal citará a las partes a una comparecencia que deberá celebrarse dentro de los diez días siguientes a la presentación de la demanda. El demandado podrá contestar verbalmente o por escrito presentado en la comparecencia misma.

Si el demandante emplazado en tiempo y forma no concurre a la comparecencia, se le tendrá por desistido de la demanda, sin ulterior recurso. Si el demandado emplazado en tiempo y forma no concurre a la comparecencia, sin justa causa, se presumirá su conformidad con los hechos de la demanda, y con vista de esto y de los antecedentes e informes a que se contrae el párrafo segundo de este artículo, sin la práctica de otras pruebas, el Tribunal dictará en rebeldía la sentencia que proceda.

El demandado propondrá las pruebas en el acto de la comparecencia verbal, y en caso de que no lo hiciere, el demandante podrá proponer pruebas adicionales.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 233, de 22.9.81: Sobre el momento en que comenzará a contarse el término de prescripción del derecho a reclamar el importe de pensiones alimenticias vencidas y no abonadas. Bol. 1981-2, pág. 18.

Acuerdo 28, de 5.2.85: Ver nota al artículo 369.

ARTÍCULO 371.- Las pruebas se practicarán en el mismo acto de la comparecencia verbal; pero podrá concederse un plazo que no excederá de diez días si debieren practicarse fuera del Tribunal o no fuere posible practicarlas en el acto.

Dentro de los dos días siguientes  a la comparecencia o de practicarse todas las pruebas, se dictará sentencia, para cuya ejecución se estará a lo dispuesto en los artículos 473 y siguientes.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 494, Dictamen 42, de 12.1.78: Sobre la forma que deberá adoptar la resolución que dicte el tribunal y que resuelva la demanda de alimentos, en la que las partes hayan llegado a acuerdo que someten a la aprobación judicial. Bol. 1978-2, pág. 28.

Acuerdo 145, de 11.11.84: Regula, habida cuenta de lo dispuesto en el artículo 130 del Código de Familia que las reclamaciones sobre alimentos será exigible desde que el tribunal, mediante resolución señale su montante y se abona desde la fecha de interpuesta la demanda, aclarando asimismo el tiempo de prescripción señalado en el artículo 1971 del Código Civil. Bol. 1984-1, pág. 21.

(Este artículo fue modificado por la vigencia de la Ley No.59, CODIGO CIVIL, publicada en la Gaceta Oficial, Edición extraordinaria No. 9, de 15.10.87, por su Titulo VII, sobre Prescripción de Acciones, estableciéndose los términos de prescripción en los artículos 114 y siguientes).

Título IV
DE LOS PROCESOS ESPECIALES

Capítulo I
DEL PROCESO DE DIVORCIO

SECCION PRIMERA
Disposiciones Generales

ARTÍCULO 372.- (MODIFICADO) El proceso de divorcio para la disolución de un matrimonio celebrado en Cuba podrá promoverse ante el Tribunal competente cualquiera que sea la nacionalidad de los cónyuges. Cuando exista mutuo acuerdo entre éstos sobre la disolución del vínculo matrimonial y sus efectos jurídicos y no se emita por el Fiscal dictamen en contrario, procederá tramitar el divorcio por la vía notarial.

(El artículo anterior quedó modificado por el Decreto Ley No. 154, DEL DIVORVIO NOTARIAL, publicado en la Gaceta Oficial edición ordinaria No. 13, de 19.9.94, por su Disposición Final Cuarta, el que quedó redactado en la forma que se consigna).

ARTÍCULO 373.- La acción de divorcio solamente será ejercitable por los cónyuges y se extingue por la muerte de uno de ellos antes de que se hubiere dictado sentencia; pero el sobreviviente o los herederos del fallecido podrán continuar el recurso que se hubiere establecido contra la sentencia que haya declarado el divorcio.

ARTÍCULO 374.- Los cónyuges, cualquiera que sea su edad, tienen plena capacidad para comparecer en el proceso de divorcio.

ARTÍCULO 375.- El divorcio de mutuo acuerdo deberá promoverse por ambos cónyuges conjuntamente.

En los demás casos podrá ejercitarse la acción por cualquiera de ellos indistintamente.

ARTÍCULO 376.- El derecho a ejercitar la acción de divorcio es irrenunciable. Será nulo cualquier pacto en contrario celebrado antes o después de contraído el matrimonio.

ARTÍCULO 377.- La acción de divorcio podrá ejercitarse también en forma reconvencional.

ARTÍCULO 378.- Las partes en el proceso estarán dirigidas por Abogados. En el de mutuo acuerdo, un solo Abogado deberá dirigir a ambos cónyuges.

ARTÍCULO 379.- La sentencia que declare el divorcio contendrá los pronunciamientos que procedan respecto a la patria potestad, guarda y cuidado de los hijos menores, pensión alimenticia de éstos y del cónyuge con derecho a ella y separación de los bienes comunes.

Se regulará, además, la comunicación del padre o madre con los hijos que no queden a su abrigo, si así lo solicitare aquél o ésta.

Al respecto expresado, se ratificarán, modificarán o sustituirán las medidas provisionales adoptadas en cuanto a la guarda y cuidado de los hijos y la pensión alimenticia de éstos y del cónyuge con derecho a percibirla.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Instrucción 119, de 14.5.85: Sobre los pronunciamientos que debe contener la sentencia dictada en proceso de divorcio referidos a la vivienda que ocupen ambos cónyuges y que resulte ser propiedad de ambos. Bol. 1985-1, pág. 72.

Acuerdo 249, Dictamen 9, de 31.5.78: Sobre el tribunal competente para conocer de las demandas de privación de la patria potestad, establecidas con posterioridad a la firmeza de la sentencia de divorcio. Bol. 1978-1, pág. 29.

Acuerdo 243, Dictamen 98, de 14.6.80: Sobre el modo de fijar la pensión alimenticia en demandas de divorcio por justa causa, cuando ya exista pronunciamiento anterior resolviendo ello. Bol. 1980-1, pág. 22.

Acuerdo 125, Dictamen 237, de 6.8.85: Sobre obligación del tribunal, en los procesos de divorcio, de resolver únicamente, en cuanto al régimen de comunicación de los padres con los hijos menores se refiere, conforme al acuerdo o solicitud de las partes, no pudiendo el órgano jurisdiccional resolver esa cuestión de oficio.  Bol. 1985, pág. 57.

Acuerdo 103, de 20.10.87: Deroga Acuerdo 36 de 24.3.87.

Acuerdo 12, Dictamen 309, de 6.3.90: Sobre imposibilidad de tramitar recurso de apelación en un proceso de divorcio recibido en los Tribunales Populares mediante Comisión Rogatoria. Bol. 1988-90, pág. 18.

Acuerdo 54, Dictamen 366, de 25.10.95: Sobre la improcedencia de exigirse la entrega de bienes matrimoniales adjudicados a través del ejercicio de la acción reivindicadora, sino corresponde en el propio proceso de ejecución.

Acuerdo 166, Dictamen 407, de 06.09.01: Sobre prevenciones que han de tener los jueces en los procesos de divorcio por justa causa sobre formalidades y requisitos del título acreditativo del dominio sobre la vivienda y la posibilidad de transferencia en el acto de divorcio, de la titularidad de la vivienda de un cónyuge a otro, sobre todo en supuestos de matrimonio formalizados con carácter retroactivo. Dispone que en caso de que la pretendida transmisión denote algún viso de ilegalidad, debe ser rechazada tal pretensión y puesto el particular en conocimiento de la fiscalía.

SECCION SEGUNDA
DEL DIVORCIO POR MUTUO ACUERDO

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

LEGISLACION

Decreto Ley No. 154, del DIVORCIO NOTARIAL, publicado en la Gaceta Oficial de la República de Cuba, edición ordinaria No. 13, de 19.9.94.

ARTÍCULO 1: El divorcio procederá por escritura notarial cuando exista mutuo acuerdo entre los cónyuges sobre la disolución del vínculo matrimonial y sus efectos inmediatos y no se emita por el Fiscal  dictamen en contrario, en su caso.

A falta del acuerdo a que se refiere el párrafo anterior o mediando dictamen en contrario del Fiscal sin que sus objeciones sean salvadas, el divorcio se tramitará por la vía judicial.

ARTÍCULO 10: Las modificaciones de las convenciones sobre las relaciones paternofiliales referidas a la patria potestad, guarda y cuidado de los hijos menores, régimen de comunicación o pensiones, que surjan con posterioridad a la fecha de la escritura de divorcio, se resolverán ante Notario, siempre que no exista contradicción entre los excónyuges.

Los pronunciamientos dispuestos en las sentencias de divorcio sólo podrán modificarse por el tribunal competente.

ARTÍCULO 11.1: El Notario, dará traslado de la solicitud al Fiscal cuando a su juicio la pretensión atente contra cualquiera de los aspectos recogidos en el artículo 4 de este Decreto Ley. Si se emitiere por el Fiscal dictamen en contrario, el Notario se abstendrá y el asunto se sustanciará por los trámites de los incidentes en el tribunal municipal popular correspondiente, ante el cual se presentará copia de la escritura de divorcio.

  1. De lo resuelto por el Tribunal Municipal Popular correspondiente se remitirá certificación a la Notaría correspondiente donde obre la escritura de divorcio

ARTÍCULO 12: El incumplimiento por cualquiera de los excónyuges de algunos de los pronunciamientos contenidos en la escritura de divorcio, se resolverá en proceso de ejecución ante el tribunal municipal popular correspondiente.

La resolución judicial que recaiga en el asunto, sólo podrá modificarse por los trámites de incidentes ante el tribunal competente.

ARTÍCULO 380.- (MODIFICADO) Cuando el divorcio por mutuo acuerdo no proceda ante Notario quedará expedita la vía para tramitarlo ante el tribunal competente. En este caso el proceso se iniciará mediante escrito firmado por los cónyuges en el que solicitarán la disolución del vínculo matrimonial y harán constar las convenciones a que hayan llegado respecto a las relaciones paterno filiales y referidas a la patria potestad, guarda y cuidado de los hijos comunes menores, régimen de comunicación con éstos, pensiones que correspondan y separación de bienes comunes.

La presentación de este escrito podrá hacerse indistintamente por cualquiera de los cónyuges, por ambos o por el letrado director y al mismo se acompañará la certificación expedida por el Notario absteniéndose de actuar en el caso.

(El Decreto Ley No. 154, DEL DIVORCIO NOTARIAL, publicado en la Gaceta Oficial de la República de Cuba, en su edición ordinaria No. 13 de  19.9.94, modificó por su Disposición Final Cuarta este artículo el que quedó redactado en la forma que se consigna).

ARTÍCULO 381.- Admitida la demanda, el Tribunal señalará una comparecencia dentro de un término no menor de treinta días ni mayor de cuarenta y cinco, a fin de que ambos cónyuges, personalmente, concurran a la presencia judicial y ratifiquen el propósito de disolver su matrimonio.

Si cualquiera de los cónyuges deja de asistir a dicha comparecencia o habiendo comparecido ambos no ratifica uno de ellos el propósito de divorciarse, se declarará extinguido el proceso y se archivarán las actuaciones.

Si lo ratifican ambos, el Tribunal dictará sentencia dentro de tercero día, decretando el divorcio con los demás pronunciamientos que procedan.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Instrucción 119, de 14.5.85: Ver nota al artículo 379

SECCION TERCERA
DEL DIVORCIO POR JUSTA CAUSA

ARTÍCULO 382.- La demanda de divorcio se presentará por escrito que reunirá los requisitos establecidos para la del proceso ordinario, según el artículo 224.

Con la demanda se presentarán los documentos justificativos del matrimonio y del nacimiento de los hijos menores, así como cualquier otro que haya de servir de base a las pretensiones que se deduzcan.

En la demanda, el actor propondrá, por otrosí, las medidas que hayan de adoptarse en cuanto a la guarda y cuidado de los hijos menores y pensión alimenticia para éstos y el otro cónyuge, en su caso.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 559 de 1977: El promovente de un proceso de divorcio cuyo matrimonio se haya realizado fuera de Cuba y no adjunte certificación de inscripción de dicho acto, por no inscribirse ése en el país donde se haya celebrado, deberá acompañar certificación consular que justifique la no inscripción. Bol. 1977, pág. 24.

Acuerdo 234, Dictamen 8, de 19.5.78:Dispone los documentos que deberán acompañarse a la demanda de divorcio. Bol. 1978-1, pág. 28.

ARTÍCULO 383.- Admitida la demanda, se emplazará al demandado para que se persone y conteste en el término de veinte días, ajustándose a las disposiciones del proceso ordinario, en cuanto resulten aplicables.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 42, Dictamen 372, de 29 de agosto de 1996: Sobre el emplazamiento del demandado y su allanamiento.

Acuerdo 42, Dictamen 373, de 29 de agosto de 1996: Indica que el allanamiento en el proceso de divorcio por justa causa, no afecta la jurisdicción del Tribunal.

Acuerdo 65, Dictamen 379, de 26 de diciembre de 1996: Sobre la carga de la prueba en el proceso de divorcio por causa justa.

ARTÍCULO 384.- Contestada la demanda, el Tribunal aprobará lo relativo a la guarda y cuidado de los hijos y pensión alimenticia si sobre ello hubiere conformidad de las partes. En otro caso, señalará día y hora para la celebración de una comparecencia a fin de tratar sobre los extremos en que exista disparidad.

Dicha comparecencia deberá tener lugar dentro de los seis días siguientes, con citación de las partes, que podrán concurrir personalmente o representadas por los Abogados que designen.

El Tribunal procurará obtener el acuerdo de las partes sobre los extremos que son objeto de la comparecencia, y de no obtener éste, en todo o en parte, oirá las alegaciones que hagan al respecto.

ARTÍCULO 385.- El Tribunal con vista al resultado de la comparecencia de que habla el artículo precedente, resolverá mediante auto, lo que corresponda sobre las medidas provisionales, ateniéndose a lo que los cónyuges hayan decidido de común acuerdo, o decidiendo en otro caso lo que proceda.

ARTÍCULO 386.- En lo que se refiere a la guarda y cuidado provisional de los hijos, fuera del caso de que exista acuerdo entre los padres, el Tribunal se guiará para resolver, únicamente, por lo que resulte más beneficioso para los menores, y en igualdad de condiciones, se atendrá, como regla general, a que éstos deben quedar, durante el proceso, al cuidado del padre en cuya compañía se encuentren, prefiriendo a la madre si se hallan en la de ambos, y salvo en todo caso que razones especiales aconsejen cualquier otra solución.

ARTÍCULO 387.- El Tribunal, para resolver, puede disponer de oficio la práctica de cualquier diligencia de prueba que estime indispensable.

ARTÍCULO 388.- El auto a que se contrae el artículo 385 se cumplirá inmediatamente, sin perjuicio de lo que en definitiva se resuelva si fuere recurrido.

ARTÍCULO 389.- Si la parte demandada formulare reconvención, se dará traslado al actor para que conteste dentro de cuatro días, advirtiendo de que deberá limitarse a lo que sea objeto de la misma.

ARTÍCULO 390.- Contestada la demanda o vencido el plazo sin hacerlo, o decursado el de cuatro días a que se refiere el artículo anterior, el Tribunal abrirá el proceso a prueba, cuando los hechos articulados requirieren posterior demostración, salvo que ambas partes hayan solicitado que se falle definitivamente sin necesidad de prueba. En este caso el Tribunal traerá las actuaciones a la vista para sentencia, la que dictará dentro de los cinco días siguientes.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 117, de 29.3.78: Sobre apertura a prueba de los procesos de divorcio por justa causa con allanamiento de la parte demandada. Bol. 1978, pág. 24.

ARTÍCULO 391.- Transcurrido el período de prueba que previene el artículo anterior y no habiendo solicitado ninguna de las partes celebración de audiencia para informe oral, el Tribunal mandará traer a la vista las actuaciones para sentencia, la que deberá dictar dentro de los cinco días siguientes.

Cuando a instancia de parte haya de celebrarse vista, el Tribunal las convocará a una audiencia para dentro de los cinco días siguientes, y celebrada aquélla, dictará sentencia dentro del término establecido en el párrafo que antecede.

ARTÍCULO 392.- En lo no previsto expresamente en esta sección, se aplicarán con carácter supletorio las reglas para el proceso ordinario.

Las cuestiones sobre guarda y cuidado de los hijos, patria potestad, pensiones alimenticias o cualquiera otra similar que surja posteriormente a la firmeza de la sentencia que declare el divorcio, se ventilarán en las propias actuaciones por los trámites que esta Ley señala para los incidentes.

Las cuestiones referentes a la liquidación de los bienes comunes del matrimonio, se sustanciarán también en las propias actuaciones, en la forma que esta Ley regula la de la herencia intestada, en cuanto resulten aplicables, siempre que se reclame dentro del año siguiente a la firmeza de la sentencia, transcurrido el cual caducará el derecho a promoverla respecto de los bienes muebles, quedando éstos en propiedad de quien los posea.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 330, Dictamen 109, de 5.8.80: Ver nota al artículo 223.

Acuerdo 436, Dictamen 110, de 27.10.80: Ver nota al artículo 223.

Acuerdo 34, de 11.3.86: Dispone la obligación de remitir a las oficinas del registro del estado civil copias certificadas de las sentencias de divorcio firmes, dictadas en procesos de divorcio.

Acuerdo 41, Dictamen 374, de 29 de agosto de 1996: Indica la virtualidad del artículo 392, con relación a la disolución del vínculo matrimonial que voluntariamente acuerdan los cónyuges ante Notario.

Acuerdo 84, Dictamen 145, de 6 de julio de 1982: Concerniente a la liquidación de la comunidad de bienes, pág. 13, Bol. 1982.

Acuerdo 45, Dictamen 375, de 29 de agosto de 1996: Establece que la liquidación de bienes de matrimonio disuelto ante Notario, se ventilan conforme a las reglas de participación y adjudicación de la herencia intentada, de los artículos 559 y siguientes de la Ley de Procedimiento Civil, Administrativo y Laboral.

Acuerdo 46, Dictamen 376, de 29 de agosto de 1996: El incumplimiento por cualquiera de los excónyuges, de los pronunciamientos contenidos en la escritura notarial de divorcio, serán tramitadas conforme a las específicas normas establecidas en los artículos 473 y siguientes de la Ley de Procedimiento Civil, Administrativo y Laboral.

Acuerdo 54, Dictamen 366, de 17 de diciembre de 1997: Establece que el efecto fundamental de la sentencia que dispone la liquidación de comunidad matrimonial de bienes, es  la asignación del dominio pleno y exclusivo en favor de los respectivos litigantes, de específicos y determinados bienes sobre los cuales hasta ese momento compartían su propiedad, de modo que si una vez firme, y en trámites de su ejecución, cabe interesar por cualquiera de ellos, la entrega de los que les fueron adjudicados con tal carácter, sin necesidad de promover proceso cognitivo reivindicatorio.

Capítulo II
DEL PROCESO DE AMPARO

SECCION PRIMERA
DEL AMPARO EN ACTUACIONES JUDICIALES

ARTÍCULO 393.- Todo aquel que por disposición dictada en actuaciones judiciales en que no figure como parte ni se le haya oído, y a consecuencia de ella fuere despojado o perturbado en la posesión de bienes que por sí o por medio de otras personas posea en concepto de dueño, o de causahabiente del dueño, con anterioridad a la fecha de la disposición, deberá ser inmediatamente amparado en la posesión por el propio Tribunal de quien la misma proceda o que esté conociendo de las actuaciones por cualquier motivo, aun cuando haya quedado el proceso o las actuaciones en suspenso.

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 167, Dictamen 408 de 6 de septiembre del 2001: Dispone que en los procesos que se ventilan en la jurisdicción penal, a los efectos de la estimación de requisito de admisibilidad en relación con la pretensión de Amparo en Actuaciones Judiciales a que se contrae el artículo 393 de la Ley de Procedimiento Civil, Administrativo y Laboral, como norma supletoria aplicable conforme prevé el artículo 499 de la Ley de Procedimiento Penal, deviene intrascendente el hecho de que la persona que lo promueva haya sido oída en el expediente de fase preparatoria ventilado ante el órgano policial o en las propias actuaciones judiciales (bien entendido que en todo caso lo fuera en carácter distinto al de acusada), puesto que precisamente esa circunstancia puede resultar la determinante de que llegue a conocimiento suyo estarse ventilando trámites en que se involucran bienes sobre los cuales considera asistirle derecho a su posesión, por cuya razón hay que concluir que la presencia de situación que se identifique con cualquiera de los dos supuestos enunciados, no constituye causa suficiente para que el Tribunal actuante declare inadmisible su promoción, impidiéndole de esa forma el ejercicio de la acción en que pretenda protección jurídica para evitar ser perturbado en, o despojado de la cuestionada posesión.-

ARTÍCULO 394.- Para obtener el amparo a que se refiere el artículo anterior, será suficiente que el perturbado o despojado lo solicite por escrito, siempre que los fundamentos que justifiquen su solicitud consten en las mismas actuaciones o en otras que sean principales o incidentes de ellas; o en su defecto, se presenten documentos fehacientes que comprueben dichos fundamentos de acuerdo con la legislación vigente.

En cualquiera de estos dos casos, el Tribunal, sin audiencia de nadie, decretará en el acto el amparo e impondrá las costas al perturbador o despojante, y dispondrá que en el mismo día se practiquen las diligencias o se libren y entreguen al reclamante las comunicaciones para hacer efectivo dicho amparo; y que al efecto se hagan las prevenciones pertinentes al perturbador, o en su caso, se restituya en la posesión al despojado.

ARTÍCULO 395.- Si se declarase sin lugar el amparo, el reclamante podrá establecer recurso de súplica, el que se resolverá, también sin audiencia de nadie, dentro del día siguiente al de su interposición, y si se desestimare el recurso, se impondrán también las costas al recurrente.

ARTÍCULO 396.- Si se declarase con lugar el amparo se practicarán las diligencias necesarias para hacerlo efectivo, sin perjuicio del recurso de súplica que podrá establecer contra la resolución que lo haya dispuesto.

ARTÍCULO 397.- Si los fundamentos que justifican el amparo no constan en las actuaciones en que se solicite o en sus principales o incidentes, ni se presentan documentos fehacientes de cualquier clase que los comprueben, el Tribunal señalará día y hora dentro de los seis siguientes para que comparezcan los interesados con las pruebas que tuvieren. En ese caso, los oirá y apreciará las pruebas que en el acto se presenten, las cuales podrán ser de cualquier clase si se refieren a la propiedad y dictará su resolución en el propio acto o a más tardar dentro del día siguiente, la cual se cumplirá de inmediato, sin necesidad de notificación previa si en ella se declarase con lugar el amparo.

Contra el auto que se dicte cabe el recurso de súplica dentro de tercero día. Este recurso no impedirá la ejecución de lo resuelto.

ARTÍCULO 398.- Todo lo relativo al amparo se sustanciará en cuaderno aparte, a fin de no entorpecer el curso del asunto principal.

ARTÍCULO 399.- Los recursos de súplica a que se refiere la presente sección se resolverá:

  1. en los Tribunales Municipales Populares, por una Sección especial formada por el Presidente del propio Tribunal, los Jueces que dictaron la resolución recurrida y otro número de Jueces designados por el Presidente del Tribunal, de modo que el número de los que hayan de integrarla sea impar;
  2. en los Tribunales Provinciales Populares y el Tribunal Supremo Popular, por una Sección especial presidida por el Presidente del Tribunal e integrada por los Presidentes de las distintas Salas, los Jueces que dictaron la resolución recurrida y, en su caso, completada por otro Juez profesional del propio Tribunal, de modo que el número de los que hayan de integrarla sea siempre impar, a cuyo efecto el Presidente del Tribunal hará las designaciones necesaria

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 167, Dictamen 408 de 6 de septiembre del 2001: Dispone que en el caso de que alguno de los jueces que dictaron el autos resolutorio de la pretensión de Amparo en actuaciones judiciales, interpelado, hubiere renunciado, o haya sido demovido, o promovido, deberá ser convocado, y para el caso de que por alguna razón concreta no pueda ofrecer su voto verbal o por escrito fundado y firmado conforme prevé el artículo 130 de la Ley de Procedimiento Civil, Administrativo y Laboral, o en el específico supuesto de que le haya sido revocado su mandato por alguna de las causas que contempla el artículo 44 de la Ley de los Tribunales Populares, será imprescindible la incorporación por designación de quien preside la Sección, de otro juez de la propia Sala a que pertenece el impedido, a los efectos del necesario completamiento de la misma con número impar.

ARTÍCULO 400.- Contra los autos que decidan la súplica no cabe ulterior recurso, sin perjuicio de los derechos y acciones de que se crean asistidos los interesados respecto de la propiedad y posesión definitiva, así como para exigir cualquier clase de responsabilidad, de los cuales podrán hacer uso en la vía y forma que corresponda.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 68, Dictamen 290, de 17.5.88: Sobre correcta interpretación del amparo y de la suspensión de obra nueva. Bol. 1988-1, pág. 51.

Acuerdo 167, Dictamen 408 de 6 de septiembre del 2001: Esclarece este precepto en el sentido de que el Auto resolutorio del de súplica establecido contra el que decidió inicialmente el proceso de Amparo en actuaciones judiciales es definitivo, puesto que contra el mismo no cabe ulterior recurso y por consiguiente, el resultado de la deliberación de su decisión ha de hacerse constar en acta que sus­cri­birán los jueces que en dicho acto participaron.

SECCION SEGUNDA
DEL AMPARO EN LA POSESION CONTRA ACTOS PROVENIENTES DE PARTICULARES O DE AUTORIDADES U ORGANOS ADMINISTRATIVOS

ARTÍCULO 401.- También procederá el amparo cuando el que se halle en la posesión o tenencia de un bien haya sido perturbado o despojado de ella fuera de actuaciones judiciales.

ARTÍCULO 402.- El término para solicitar el amparo es el de un año contado a partir del acto que ocasionó la perturbación o el despojo.

ARTÍCULO 403.- En el escrito iniciando la reclamación luego de expresar los particulares que con carácter general enumera el apartado 1) del artículo 224, se consignará:

  1. hallarse el reclamante en la posesión o tenencia del bien en que ha sido perturbado, o despojado de ella y la fecha en que hubo de ocurrir la perturbación o despojo; o bien que tiene fundados motivos para creer que lo será, precisando con claridad los actos exteriores en que consista la perturbación, el conato de ésta o el despojo, y que han sido realizados por la persona contra la cual se dirija la reclamación u otras, por orden de la misma;

  2. las pruebas de que el reclamante intente valerse para justificar la posesión o tenencia que alegue y los actos en que consista la perturbación, el despojo o el intento de cometer una u otro.

ARTÍCULO 404.- Cuando el amparo se funde en documento fehaciente que demuestre la posesión, de acuerdo con la legislación vigente, bastará la presentación del mismo para que se decrete de plano, disponiéndose que en el día se hagan las prevenciones pertinentes al perturbador o despojante y en su caso, se restituya en la posesión al despojado.

El auto que se dicte en el caso a que se refiere el párrafo anterior se notificará a la persona contra la que se haya dirigido la reclamación, quien podrá impugnarla dentro de tercero día mediante escrito que se ajustará en lo pertinente a lo dispuesto en el artículo 359.

Esta impugnación se sustanciará por el procedimiento previsto en los artículos siguientes.

ARTÍCULO 405.- Cuando el amparo no se funde en documento fehaciente que demuestre la posesión, el Tribunal convocará a las partes para una comparecencia verbal que deberá tener lugar dentro de los ocho días siguientes, en la forma prevenida para el proceso sumario. La citación de la parte contra la que se dirija la reclamación deberá efectuarse con antelación no menor de tres días.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 494, Dictamen 42, de 27.12.78: Sobre la tramitación de los procesos de amparo en la posesión contra actos provenientes de particulares o de autoridades administrativas, en los casos en que la pretensión no se base en documento fehaciente. Bol. 1978-2,  pág. 26.

Acuerdo 542, Dictamen 47, de 27.12.78: Sobre la tramitación de los procesos de amparo en la posesión contra actos provenientes de particulares o de autoridades administrativas en los casos en que la pretensión no se funde en documento fehaciente. Bol. 1978-2, pág. 28.

ARTÍCULO 406.- Si el escrito de interposición del amparo adoleciera de la omisión de alguno de los requisitos exigidos, sin que fuera subsanada dentro del plazo de los dos días que al efecto concederá el Tribunal, éste lo rechazará de plano.

ARTÍCULO 407.- La sentencia que declare con lugar el amparo en el caso del artículo 405, mandará a mantener al reclamante en la posesión o a que se le reponga inmediatamente en ella y requerirá al perturbador o despojante para que en lo sucesivo se abstenga de realizar tales actos u otros que manifiesten el mismo propósito bajo el apercibimiento que corresponda, con arreglo a derecho.

La que desestime la impugnación formulada en el caso del artículo 404, declarará subsistente el amparo ya decretado.

En ambos casos, además, se impondrán las costas al perturbador o despojante.

La que declare con lugar la impugnación, dejará sin efecto el amparo e impondrá las costas al que hubiere dado motivo a dicha impugnación.

ARTÍCULO 408.- La sentencia que declare con lugar el amparo lo hará sin perjuicio de tercero, y reservará a las partes el derecho que puedan tener sobre la posesión definitiva, el que podrán ejercitar en el procedimiento y en la forma que fueren procedentes.

ARTÍCULO 409.- Contra la sentencia que se dicte procede el recurso de apelación para ante el Tribunal Provincial Popular, el que se sustanciará conforme a las reglas que se establecen en el párrafo segundo de este artículo y en los artículos siguientes.

El término de interposición del recurso será de tres días, y el del emplazamiento para ante el Tribunal Provincial Popular de seis días.

ARTÍCULO 410.- La interposición del recurso no impedirá el cumplimiento inmediato de la sentencia. En consecuencia, se procederá a practicar las diligencias necesarias para mantener o reponer al reclamante en la posesión perturbada, o a dejar sin efecto el amparo decretado, según que se haya declarado haber lugar al amparo o estimado la impugnación. Practicadas dichas diligencias, se llevará a efecto el emplazamiento de las partes en el término que señala el artículo anterior.

ARTÍCULO 411.- Personado el recurrente ante el Tribunal Provincial Popular, señalará éste día y hora para celebración de vista, la cual tendrá lugar dentro de los seis días siguientes.

En el acto de la vista las partes expondrán oralmente lo que entiendan conveniente; y terminada la misma, el Tribunal dictará sentencia dentro de los tres días siguientes.

En estas apelaciones no se practicarán otras pruebas que las que el Tribunal disponga para mejor proveer.

ARTÍCULO 412.- La sentencia que resuelva el recurso se comunicará dentro de las cuarenta y ocho horas al Tribunal de su procedencia, con devolución de las actuaciones para su inmediato cumplimiento, de acuerdo con los términos en que haya sido dictada, y dicho Tribunal procederá a adoptar, también dentro de las cuarenta y ocho horas, las medidas necesarias a los efectos del cumplimiento expresado.

ARTÍCULO 413.- Las disposiciones de esta sección serán de aplicación cualquiera que sea la persona que haya realizado el acto perturbador aunque se le atribuya a éste carácter oficial, si no existe resolución expresa de la autoridad con facultades para dictarla.

ARTÍCULO 414.- En lo no previsto en esta sección ni en la anterior, se aplicarán las disposiciones relativas al proceso sumario.

Sección Cuarta
DE LA SUSPENSION DE OBRA NUEVA

ARTÍCULO 415.- La persona que se estime perjudicada en el legítimo uso y disfrute de la posesión o tenencia de un bien inmueble como consecuencia de una obra nueva, podrá interponer demanda, que presentará ante el Tribunal Municipal Popular correspondiente al lugar donde la obra se construye.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 68, Dictamen 290, de 17.5.88: Ver nota al artículo 400.

ARTÍCULO 416.- La demanda se ajustará, en lo pertinente, a las disposiciones del artículo 359, apartados 1) al 5), y se expresará, además, el nombre, si se supiere de la persona responsable de la ejecución de la obra.

ARTÍCULO 417.- Presentada la demanda, el Tribunal acordará constituirse en el lugar de la obra, a fin de practicar inspección ocular al objeto de comprobar por sí mismo la perturbación alegada.

Durante la práctica de la inspección, el Tribunal podrá disponer sumariamente las diligencias que estime necesarias.

Del resultado de la inspección se levantará acta en la que se describirá detalladamente el estado de la obra.

En el mismo acto, el Tribunal deberá disponer la paralización de la obra, en todo o en parte, según la naturaleza del perjuicio que pueda causarse, o declarar que no ha lugar a la reclamación. Al propio tiempo, apercibirá a la persona o personas con quienes se hubiere entendido la diligencia de suspensión de la obra, de que será demolido lo que se edifique contrariando lo ordenado, así como la responsabilidad penal en que pudieren incurrir por el incumplimiento.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Acuerdo 33, Dictamen 157, de 1.5.83: Dispone la responsabilidad penal de quien habiendo sido apercibido de lo establecido en el artículo 417 de la ley procesal no cumpla con la disposición del tribunal. Bol. 1983, pág. 32

ARTÍCULO 418.- Para la práctica de la diligencia de inspección a que se contrae el artículo anterior, se señalará día y hora en el día mas próximo posible, haciendo saber a las partes el derecho que les asiste de concurrir a ella.

Esta notificación se hará también a la persona responsable de la ejecución de la obra, y por medio de ésta al dueño de la obra si la notificación no hubiere podido entenderse con él directamente.

ARTÍCULO 419.- Si el Tribunal hubiere acordado la paralización de la obra, el dueño de ésta podrá pedir que se le permita hacer las que sean absolutamente indispensables para la conservación de lo edificado, a lo que accederá el Tribunal de plano y con toda la urgencia si lo considera justo.

ARTÍCULO 420.- Si en la diligencia de inspección se hubiere dispuesto la paralización de la obra, en todo o en parte, el dueño de ésta podrá establecer la reclamación correspondiente, interesando la revocación de dicha medida.

En la propia demanda podrá pedir que se le permita continuar la obra, obligándose a prestar fianza para responder de la demolición y de la indemnización de daños y perjuicios.

Si se accede a esta petición, el Tribunal señalará el importe de la fianza, y una vez prestada, el interesado podrá continuar inmediatamente la obra paralizada.

ARTÍCULO 421.- Si se hubiere declarado no haber lugar a la paralización, el que la haya interesado podrá insistir en la solicitud, por las razones que estime procedentes.

ARTÍCULO 422.- Las reclamaciones a que se refieren los dos artículos que anteceden deberán formalizarse dentro del término de tres días y se sustanciarán por los trámites del proceso sumario y ante el propio Tribunal que practicó la diligencia de inspección.

ARTÍCULO 423.- Firme la sentencia resolviendo el amparo en los casos a que se refiere esta sección, a instancia de parte se adoptarán las disposiciones procedentes a fin de dejar sin efecto la paralización decidida previamente, o para la demolición o modificación de las obras, de modo que cese la perturbación causada o prevista.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR 

Acuerdo 259, Dictamen 13, de 6.6.78: Determina sobre a quien corresponde demoler la obra nueva construida, hasta la restitución total de la situación anterior al inicio de la obra, cuando ésta fuera de las que con arreglo a lo dispuesto no admite autorización posible. Bol. 1978-1, pág. 35.

ARTÍCULO 424.- El procedimiento que en esta sección se regula podrá asimismo utilizarse para obtener la paralización o demolición, en su caso, en todo o en parte, de las edificaciones, tales como torres, chimeneas, astas, muros, cercas, postes y construcciones de cualquier clase, así como la poda o tala de los árboles en las zonas de seguridad próximas a los aeropuertos, aeródromos, puntos o centros operativos y pistas, que alcancen una altura superior a la establecida por las disposiciones vigentes o dificulten de otro modo la circulación de los aviones en las operaciones de despegue o aterrizaje.
Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO
POPULAR

Acuerdo 68, Dictamen 290, de 17.5.88: Ver nota al artículo 400.

CAPITULO III
DEL PROCESO DE EXPROPIACION FORZOSA

ARTÍCULO 425.- Puede iniciarse el proceso de expropiación forzosa siempre que por no existir acuerdo entre la Administración y el particular dueño de los bienes de que se trate, se haga necesaria la intervención judicial.

ARTÍCULO 426.- Sólo están legitimados para promover el expediente de expropiación forzosa, las autoridades, funcionarios y organismos facultados legalmente para dictar la resolución fundada que se menciona en el artículo 428.

ARTÍCULO 427.- La pretensión expropiatoria se dirigirá contra el propietario del bien o titular del derecho objeto de la expropiación. A este efecto se considera propietario o titular quien con este carácter conste en los registros públicos correspondientes o, en su defecto, el que lo sea pública y notoriamente.

Se dirigirá también  la expropiación contra los titulares de derechos o intereses económicos directos sobre el bien expropiado, y contra los poseedores y ocupantes legítimos.

En el caso de que los propietarios o titulares no fueren habidos o fueren menores o incapacitados sin persona que los representen, el procedimiento se entenderá con el Fiscal.

ARTÍCULO 428.- Al escrito de promoción se acompañará necesariamente resolución fundada, con el contenido siguiente:

  1. la declaración de nulidad pública o del interés social que justifique la expropiación;
  2. la relación de los bienes o derechos objeto de la expropiación con sus correspondientes descripciones; 
  3. la explicación razonada de la necesidad concreta de adquirir y ocupar dichos bienes o derechos por ser indispensables para el fin de la expropiación;
  4. el avalúo de los bienes objeto de la expropiación, su forma de pago y, en su caso, la descripción y el avalúo de los bienes que se proponga entregar a cambio de los que sean objeto de la expropiación, con expresión de las condiciones y términos de la pretendida operación.

ARTÍCULO 429.- La expropiación forzosa se sustanciará conforme el procedimiento sumario, con las modificaciones que se establecen en los artículos siguientes.

ARTÍCULO 430.- Si los bienes objeto de la expropiación hubieran de destinarse a la ejecución de planes de obras públicas, de construcción de viviendas o para el desarrollo económico, educacional y cultural del país, o que interese a la defensa o seguridad del Estado, o a cualquier otro fin social, la oposición como cuestión de fondo sólo podrá basarse en ser el precio ofrecido inferior al valor real de los bienes o no ser equitativa la compensación ofrecida en relación a la utilidad que reporten al expropiado.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 88, de 30.9.87: Dispone que resulta necesaria la compensación, en los casos de expropiación forzosa de vivienda, por otra adecuada, solamente en los casos de inmuebles destinados a vivienda permanente de sus propietarios.  Bol. 1988-1, pág. 26.

ARTÍCULO 431.- En los casos a que se refiere el artículo anterior, a instancia de la parte actora, el Tribunal procederá a darle posesión de los bienes objeto de la expropiación.

Si el bien afectado por la posesión inmediata dispuesta conforme al párrafo anterior estuviere destinado a vivienda, en todo o en parte, se procederá a compensar a los afectados con otra vivienda adecuada, a reserva de lo que en definitiva se decida.

Nota: Ver la siguiente disposición:

Acuerdo No. 88, de 30 de Septiembre de 1987, en relación con la interpretación de lo dispuesto en el párrafo segundo del artículo 431 de la Ley de Procedimiento Civil, Administrativo y Laboral y la disposición novena de la Ley 48 de 1984.

ARTÍCULO 432.- Fuera de los casos a que se refiere el artículo 430, la parte demandada podrá oponerse a la pretensión impugnando, además, la utilidad y necesidad de la expropiación. Si no lo hubiere, el Tribunal podrá disponer la entrega de los bienes de que se trate, continuando el curso del proceso en cuanto a los demás aspectos contenciosos.

ARTÍCULO 433.- La sentencia que declare haber lugar a la expropiación contendrá los pronunciamientos siguientes:

  1. en el caso del artículo 430, el Tribunal se limitará a fijar el importe de la expropiación o la forma de la compensación o del pago, en sus casos respectivos;
  2. en el caso del artículo 432, el Tribunal resolverá en forma previa sobre la utilidad y necesidad pública o social, y en su consecuencia, dispondrá lo demás a que se refiere el inciso anterior.

Dicha sentencia contendrá los requisitos necesarios para que pueda servir de título traslativo de dominio de los bienes expropiado a todos los efectos procedentes en derecho.

ARTÍCULO 434.- Firme que sea la sentencia, el Tribunal, a instancia de la parte interesada, podrá adoptar cuantas medidas sean conducentes para el cumplimiento de la ejecutoria en los términos dispuestos en la misma.

ARTÍCULO 435.- Contra la sentencia que recaiga en los procesos de esta clase, cabe el recurso de casación.

ARTÍCULO 436.- Igual procedimiento podrá utilizarse, en cuanto resulte aplicable, para obtener la demolición, en todo o en parte, mediante indemnización, de las construcciones tales como torres, chimeneas, astas, muros, cercas, postes y edificios existentes en las proximidades de los aeropuertos, aeródromos o pistas, cuando para establecer éstos o ampliar los ya establecidos, exceden de la altura autorizada por las disposiciones vigentes para tales zonas de seguridad o que de otro modo dificulten la libre circulación de los aviones en las operaciones de despegue y aterrizaje.