LPCALE- DE LOS ACTOS PROCESALES

Título III
DE LOS ACTOS PROCESALES

Capítulo I
DE LOS DIAS Y HORAS HABILES

ARTÍCULO 98.- Serán nulas las actuaciones judiciales que se practiquen en días y horas inhábiles.

ARTÍCULO 99.- Son hábiles todos los días, excepto los domingos y los demás declarados no laborables por la  ley.

ARTÍCULO 100.- Se entienden horas hábiles las comprendidas entre las siete de la mañana y las siete de la noche.

ARTÍCULO 101.- No obstante lo dispuesto en el artículo 98, los Tribunales podrán habilitar los días y horas inhábiles, de oficio o a instancia de parte, cuando hubiere motivo urgente que lo exija.

Para este efecto se considerarán urgentes las actuaciones cuya dilación puedan causar grave perjuicio a los interesados o a la buena administración de justicia o hacer ilusoria una providencia judicial.

El Tribunal apreciará la razón de urgencia de la causa y resolver lo que estime conveniente, sin ulterior recurso.

ARTÍCULO 102.- La continuación por un tiempo prudencial de una actuación judicial iniciada en horas hábiles, una vez transcurridas éstas, lleva implícita la habilitación a que se refiere el artículo anterior, sin necesidad de declaración expresa.

Capítulo II
DE LOS TERMINOS PROCESALES

ARTÍCULO 103.- Cuando la ley no señale el plazo, corresponderá fijarlo al Tribunal de acuerdo con las circunstancias del caso.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Acuerdo 126, Dictamen 165, de 2.8.83: Sobre prórroga o suspensión de términos o plazos si concurren causas de fuerza mayor u otras libremente apreciadas por el tribunal, resultantes impeditivas de la ejecución o cumplimiento de lo dispuesto. Bol. 1983,  pág. 21.

Instrucción 133, de 21.12.88: Aclara el concepto de celeridad para los trámites en los cuales la ley no los establece específicamente y lo que debe entenderse como aquél que resulte mas racional.  Bol. 1988-90,  pág. 24.

ARTÍCULO 104.- Los términos o plazos que esta Ley señala serán improrrogables, a menos que otra cosa disponga la ley.

La prórroga no podrá exceder de la mitad del término inicialmente señalado.

Cumplido cualquier traslado, actuación o diligencia, o transcurrido el término señalado y, en su caso, la prórroga que se hubiere otorgado, sin evacuarlo, el Tribunal dará al proceso el curso que corresponda.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Acuerdo 126, Dictamen 165, de 2.8.83: Dispone la posibilidad de decretarse por el tribunal la interrupción y consiguiente suspensión de los términos por causa de fuerza mayor, u otras libremente apreciadas realmente impeditivas de la ejecución o cumplimiento de lo dispuesto. Bol. 1983, pág. 21.

ARTÍCULO 105.- Los términos comienzan a contarse a partir del día hábil siguiente a la notificación, emplazamiento, citación, requerimiento o traslado y vencerán a las siete de la noche del último día. En los términos no se computarán los días inhábiles.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 30, Dictamen 304, de 28.3.89: Sobre la correcta interpretación del término para dictar sentencia, cuando el proceso no queda concluso para ello, en el procedimiento laboral.

ARTÍCULO 106.- Ningún término puede suspenderse salvo por causa justificada apreciada por el Tribunal.

El Tribunal puede rectificar de oficio o a instancia de parte el cómputo de un término, dentro de los tres días siguientes a la notificación a la parte a quien perjudique, cuando medie error en su liquidación.

Capítulo III
DE LOS ESCRITOS DE LAS PARTES Y DEMAS INTERESADOS

ARTÍCULO 107.- Los escritos que se presenten en los Tribunales estarán redactados en idioma español.

ARTÍCULO 108.- Los escritos serán firmados por los representantes de las partes.

Cuando éstas comparezcan por sí mismas  deberán firmarlos conjuntamente con su Abogado director, en los casos que proceda conforme al ARTÍCULO 66. Debajo de las firmas se consignarán con letra clara los nombres y apellidos.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Instrucción No. 8, según nueva redacción de 27.4.83: Dispone la obligación de los abogados de presentar conjuntamente con los escritos de personería o contestación copia del convenio de asuntos jurídicos, conforme al modelo oficial dispuesto por la dirección de bufetes colectivos, avalados por la firma del director del bufete y con el sello oficial de esa institución, debiendo los tribunales, al detectar el incumplimiento de ello, dar cuenta inmediata al director del bufete de que se trate; se excluye de esa disposición a los abogados de Ministerios, Organismos y Empresas estatales, cuando actúen en representación de ésas con la debida autorización. Bol. 1983, pág. 50.

ARTÍCULO 109.- Cuando quien deba suscribir un escrito, no pueda firmar, o estampar su impresión dactilar, lo suscribirá otra persona a su ruego.

ARTÍCULO 110.- Los escritos expresarán el Tribunal a que se dirijan y el asunto a que se refieran, con indicación si ya se hubiera radicado el asunto, del número que le haya correspondido.

ARTÍCULO 111.- No será necesaria la ratificación de los escritos mediante los cuales se ejercite una acción al efecto de darle inicio al proceso. Sólo cuando el Tribunal abrigue alguna duda, llamará al firmante o autorizante de la firma por otro, para que, previa su identificación, ratifique el escrito de promoción o el referente a cualquiera otra actuación. Si se negare, rehusare contestar o no compareciere, deberá tenerse por no presentado.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Circular No. 62, de 9.11.89, del Presidente del Tribunal Supremo Popular: Sobre notificación, habida cuenta de lo dispuesto en el artículo 111 de la ley procesal por parte del interesado, de tener dudas el tribunal, de la designación de abogado por el convenio de servicios jurídicos.

ARTÍCULO 112.- No se dará curso al escrito que no se ajuste a los requisitos señalados en los artículos que anteceden, sin  perjuicio del derecho de la parte que lo hubiere presentado a subsanar el defecto de que adolezca dentro del tiempo que reste del término señalado por la ley para el trámite de que se trate.

ARTÍCULO 113.- De todo escrito se acompañarán tantas copias fácilmente legibles como partes hayan de ser notificadas de la resolución que deba recaer sobre el mismo.

La omisión o ilegibilidad de las copias, deberá suplirse en el término que, de acuerdo con su extensión y sin exceder de tercero día, conceda el Tribunal. La falta de subsanación en el término concedido produce el efecto de tener el escrito por no presentado.

ARTÍCULO 114.- La presentación de escritos se hará durante las horas laborables ante el encargado del libro correspondiente. No obstante, tratándose del vencimiento de un término podrán presentarse directamente al Secretario, pero siempre antes de las siete de la noche.

Si el interesado lo exigiere, se le dará constancia de haber presentado el escrito.

Capítulo IV
DE LAS AUDIENCIAS

ARTÍCULO 115.- Las diligencias de prueba, vistas de los asuntos y demás actos en que esta Ley así lo disponga, se practicarán en audiencia pública, excepto que por razones  de moral, orden público o interés general, el Tribunal, de oficio o a instancia de parte, acuerde practicarlas a puerta cerrada.

Contra lo que se decida sobre este punto, no cabe ulterior recurso.

ARTÍCULO 116.- De todo acto judicial que se celebre se extenderá acta con expresión de su objeto, personas que hayan intervenido y la fecha en que tenga lugar. Se consignará asimismo cualquier particular del que convenga dejar constancia y la firma de las partes, del Presidente y del Secretario.

ARTÍCULO 117.- Si un acto judicial no pudiere terminarse en el día continuará en el siguiente hábil, con preferencia a cualquier otro señalado.

ARTÍCULO 118.- En todo caso de suspensión, el nuevo señalamiento se hará seguidamente, de oficio, dentro de un término no mayor que el del primero.

ARTÍCULO 119.- Las vistas de los procesos civiles, salvo expresa disposición en contrario, sólo podrán suspenderse:

  1. por impedirlo la continuación de la vista de otro proceso del día anterior;
  2. por faltar el número de Jueces necesarios para dictar sentencia;
  3. por fallecimiento o cesación del Abogado de cualquiera de las partes;
  4. por fallecimiento de cualquiera de los litigantes;
  5. por solicitarlo de común acuerdo las partes, acreditando justa causa que acepte el Tribunal;
  6. por causa de fuerza mayor apreciada por el Tribunal

ARTÍCULO 120.- Corresponderá al Presidente del Tribunal abrir, dirigir y declarar terminados los actos que se celebren.

ARTÍCULO 121.- El Presidente del Tribunal tendrá todas las facultades necesarias para conservar o restablecer el orden en las sesiones y mantener el respeto debido al Tribunal y demás organismos públicos, para lo que podrá llamar al orden a quienes lo alteren y disponer cuantas medidas resulten procedentes.

A los efectos previstos en los artículos 186, 187 y 188, todos los concurrentes al acto judicial quedan sometidos a la jurisdicción disciplinaria del Presidente del Tribunal.

Capítulo V
DE LOS PONENTES Y DE LA VOTACION Y FALLO
DE LOS ASUNTOS JUDICIALES

Sección Primera
DE LOS PONENTES

ARTÍCULO 122.- En los procesos que cursen ante el Tribunal Supremo Popular o los Tribunales Provinciales Populares, se designará un ponente. La designación recaerá en uno de los Jueces profesionales adscritos a la Sala, mediante turno que llevará su Presidente.

El Presidente de la Sala podrá participar en un turno cuando lo estime conveniente o lo requieran las necesidades del servicio.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Instrucción 81, de 17.1.89: Sobre designación de ponentes.  Bol. 1979-1,  pág. 47.

ARTÍCULO 123.- En los Tribunales Municipales Populares o sus Secciones, corresponderá desempeñar las funciones propias del ponente a sus Presidentes respectivos o al Juez a quien éstos designen a ese efecto.

ARTÍCULO 124.- Corresponde al ponente:

  1. examinar las peticiones, solicitudes de cualquier clase y proposiciones de prueba que presentaren las partes, calificar su pertinencia, así como la de los interrogatorios y posiciones, proponer la decisión que deba recaer en ellas y redactar las resoluciones que la Sala adopte en cada caso;
  2. proponer las providencias referidas al impulso de oficio del proceso;
  3. practicar las diligencias de prueba y las demás que se ordenaren por el Tribunal;
  4. someter a deliberación los puntos de hecho, los fundamentos de derecho y la decisión que a su juicio deba recaer en las resoluciones definitivas;
  5. redactar los autos y sentencias a tenor de los términos del acuerdo adoptado en cada  caso. Cuando su voto no esté conforme con el parecer de la mayoría, el Presidente de la Sala en el Tribunal Supremo Popular y en los Tribunales Provinciales Populares, podrá encargar la redacción a otro de los jueces profesionales que haya participado en la votación, o bien redactarlos por sí. En los Tribunales Municipales Populares corresponderá  dicha redacción al que presida el Tribunal o la Sección, o a quien éste designe, cualquiera que haya sido el sentido de su voto;
  6. examinar si en las actuaciones se han observado las prescripciones legales y proponer las medidas que estime procedentes, en su caso, para la subsanación de las infracciones y su corrección disciplinaria;
  7. cualquiera otra función que por disposición de la ley le esté atribuida.

Sección Segunda
DE LA VOTACION Y FALLO

ARTÍCULO 125.- Concluso el proceso podrán los Jueces pedir las actuaciones para examinarlas privadamente.

El que presida fijará el plazo por el que haya de tenerlas cada uno de los que las hubiesen pedido, de modo que pueda dictarse la sentencia dentro del término señalado para ello.

ARTÍCULO 126.- Fuera del caso a que se refiere el artículo anterior, las sentencias se votarán en el mismo día o a más tardar al siguiente de haber quedado el proceso concluso; y de no ser posible por impedirlo otras atenciones, el Presidente señalará el día en que haya de efectuarse, de modo que sean dictadas dentro del término que la ley señala.

ARTÍCULO 127.- La discusión y votación de los autos y sentencias se efectuará siempre a puerta cerrada y antes o después de las horas señaladas para el despacho ordinario y celebración de las vistas.

Empezada la votación, no podrá interrumpirse sino por algún impedimento insuperable.

ARTÍCULO 128.-Ningún miembro del Tribunal puede abstenerse de votar ni de firmar la sentencia acordada. El que haya disentido de la mayoría podrá emitir voto particular ajustándose a las formalidades siguientes:

  1. en el encabezamiento expresará "Voto Particular", y a continuación consignará los puntos en que disiente del parecer de la mayoría y los pronunciamientos que a su juicio debió hacer el Tribunal, exponiendo los fundamentos en que apoya su voto;
  2. la firma del que disiente.

El voto así formulado se conservará con carácter reservado por el Presidente de la Sala o del Tribunal Municipal Popular y se elevará en sobre cerrado, con las actuaciones, en caso de que la sentencia sea recurrida, para ser abierto en la oportunidad en que se discuta la resolución que haya de recaer sobre el recurso.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 4, de 4.1.83: Dispone hacer extensivo a todas las especialidades de los tribunales y categorías, la obligación dispuesta, en ésa ocasión sólo para lo penal, por la Instrucción 80, de 12.1.79, de confeccionar el acta de votación.

Acuerdo 57, Dictamen 185, de 8.5.84: Ratifica acuerdo No. 4 de 4.1.83, referente a la obligación de confeccionar el acta de votación referentes a las sentencias, sólo en cuanto a este tipo de resolución y no a otras que revistan características de definitivas a los efectos de los respectivos procesos. Bol. 1984-1, pág. 18.

ARTÍCULO 129.- En el supuesto de que algún miembro del Tribunal cese en el desempeño de su función por causa que no le incapacite legalmente, firmará la sentencia en cuya votación hubiere participado.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Acuerdo 52, Dictamen 222, de 2.4.85: Dispone la forma en que deben ser llamados jueces jubilados, renunciantes sustituidos o cuyo mandato hubiere terminado a fin de dictar auto aclaratorio. Bol. 1975, pág. 28.

Acuerdo 75, Dictamen 228, de 14.5.85: Ratifica disposición y procedimiento del Dictamen 222, a pesar de referirse aquél a materia penal, a seguir en los casos de autos aclaratorios que se deban dictar con jueces que no puedan ejercer el voto, siendo sus disposiciones de aplicación en materia civil.

ARTÍCULO 130.- Si alguno de los que deban intervenir en la votación se imposibilita, de suerte que no pueda asistir a ella, dará su voto por escrito, fundado y firmado, y lo remitirá directamente en sobre cerrado al Presidente de la Sala o del Tribunal Municipal Popular, el que lo conservará en su poder. Si no puede escribir ni firmar, se valdrá del Secretario del proceso.

Cuando el impedido no pudiere votar ni aún de este modo, se procederá a la votación por los demás Jueces que debieren hacerlo y se dictará sentencia si hubiere el número suficiente para formar mayoría conforme al artículo que sigue, o en su defecto, se procederá a la celebración de nueva vista.

Cuando algún miembro del Tribunal haya votado y después no puede firmar, el que presida firmará por el impedido y dejará constancia al pie de la resolución de que votó y no pudo firmar.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Instrucción No. 12, de 4.2.74: Dispone la forma en que se procederá en el caso de que algún miembro del tribunal haya votado y quede impedido posteriormente de firmar la resolución acordada. Bol. 1974, pág. 23.

ARTÍCULO 131.- Los autos y sentencias en la primera instancia se acordarán con los votos conformes de la mayoría de los Jueces que deban concurrir a la votación.

La misma regla se observará en cuanto a las sentencias resolutorias de los recursos de casación, excepto las revocatorias en los casos a que se refieren los apartados del 1) al 10) del artículo 630, para las que se requerirá cuatro votos conformes, por lo menos.

ARTÍCULO 132.- Cuando de la votación no resulta la mayoría a que se refiere el artículo anterior, en sus casos respectivos, sobre cualquiera de los pronunciamientos de hecho o de derecho que deban hacerse o sobre la decisión que corresponda dictar, volverán a discutirse y a votarse los puntos en que se haya disentido.

Cuando del segundo escrutinio tampoco resulta la mayoría, se declarará la discordia y se dirimirá la misma en la forma que determina la sección siguiente.

Sección Tercera
Del modo de Dirimir las Discordias

ARTÍCULO 133.- En la providencia que declare la discordia se expresarán con toda claridad los puntos en que disintieren los Jueces discordantes.

ARTÍCULO 134.- Declarada la discordia, se aumentará la composición de la Sala o Tribunal Municipal Popular mediante la intervención de dos Jueces mas, para dirimir los puntos en que no haya habido mayoría y, previa reproducción de la vista si ésta hubiere tenido lugar, se dictará la sentencia que corresponda.

Si no se hubiere celebrado vista, las partes podrán, no obstante, solicitar su celebración dentro del segundo día de haberse declarado la discordia.

En el Tribunal Supremo Popular y en los Tribunales Provinciales Populares, los Jueces dirimentes serán designados sólo entre los profesionales. En los Tribunales Municipales Populares, los Jueces dirimentes serán designados entre los Jueces que no hayan intervenido en el caso.

ARTÍCULO 135.- Asistirán por su orden para dirimir las discordias:

  1. el Presidente del Tribunal;
  2. los Jueces de la Sala o del Tribunal Municipal Popular respectivo que no hayan intervenido en la votación;
  3. los Jueces de otras Salas;
  4. los Jueces de los Tribunales próximos, de la misma categoría

ARTÍCULO 136.- El Presidente del Tribunal designará a los Jueces que deban concurrir con él a dirimir la discordia.

En el caso del apartado 4) del artículo anterior, hará la correspondiente solicitud al Presidente del Tribunal próximo.

ARTÍCULO 137.- Una vez designados los Jueces, se notificará a las partes para que puedan ejercer dentro de segundo día el derecho de recusación.

ARTÍCULO 138.-En cualquier momento en que los discordantes se pongan de acuerdo en número suficiente para dictar resolución, se da por terminada la discordia y se dicta aquélla por los Jueces que hubieren intervenido en la discusión inicial.

ARTÍCULO 139.- Cuando en la votación de una sentencia por la Sala o Tribunal en discordia no se reúne tampoco mayoría sobre los puntos discordados, se procederá a nuevo escrutinio, poniendo solamente a votación los dos pareceres que hayan tenido mayor número de votos en la precedente.

En el caso de que resulte empate entre dos criterios minoritarios, se decidirá previamente cuál de los dos deberá ir a un escrutinio final frente al criterio mayoritario.

Capítulo VI
DE LAS RESOLUCIONES JUDICIALES

ARTÍCULO 140.- Las resoluciones judiciales se consignarán por escrito en forma de providencias, autos y sentencias.

ARTÍCULO 141.- Las providencias son las resoluciones destinadas al impulso procesal o que no requieran dictarse en forma razonada. Se acordarán en el acto de dar cuenta o a más tardar al día siguiente.

ARTÍCULO 142.- Las providencias se limitarán a consignar el lugar, la fecha, los apellidos de los Jueces que las dicten, lo que se decida en ellas, la rúbrica del Presidente del Tribunal y la firma del Secretario.

ARTÍCULO 143.- Adoptarán la forma de autos, las resoluciones que decidan incidentes o puntos esenciales que afecten de una manera directa la personería o la competencia; rechacen de plano o decidan la procedencia o improcedencia de la recusación; rechacen el recibimiento a prueba o la admisión de alguna diligencia de ésta; resuelvan los recursos contra las providencias o autos, y demás que según las leyes o de acuerdo con su naturaleza deban dictarse en forma razonada.

Los autos se acordarán dentro de los cinco días siguientes al en que se dé cuenta.

ARTÍCULO 144.- Los autos consignarán el lugar, la fecha y los nombres de los Jueces; los fundamentos de hecho y de derecho expresados en resultandos y considerandos concretos y limitados unos a otros a la cuestión que se decida; y la resolución que se adopte. Serán firmados por los Jueces y el Secretario.

ARTÍCULO 145.- Se dictarán en forma de sentencia las resoluciones que pongan fin al proceso en la instancia o en el recurso de casación o apelación, según proceda, o decidan cuestiones o excepciones que impidan entrar en el fondo del asunto.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 494, Dictamen 42, de 12.1.78: Ver nota al artículo 371.

Acuerdo 51, de 21.1.76: Dispone que debe resolverse, en la propia sentencia, en los casos donde se interese el reconocimiento de unión matrimonial, el tiempo de duración de la misma.

Acuerdo 143, Dictamen  238, de 1.10.85: Aclara cuando procede dictar auto o sentencia, según resuelva o no el final de lo planteado como cuestión de excepción dilatoria, habida cuenta de lo dispuesto en el artículo 223 de la ley procesal, con relación a los artículos 145, 233, 234, 618 y 629 de la propia. Bol. 1985, pág. 58

ARTÍCULO 146.- Las sentencias deben ser claras, precisas y congruentes con las pretensiones y excepciones deducidas oportunamente en el proceso, y en su caso, con los nuevos aspectos apreciados por el Tribunal, con arreglo a las condiciones y formalidades establecidas en el artículo 45, haciendo las declaraciones que éstas requieran, estimándolas o desestimándolas, y decidiendo todos los puntos litigiosos que hayan sido objeto del debate. Cuando éstos hubieren sido varios, se hará con la debida separación el pronunciamiento correspondiente a cada uno de ellos. Serán firmadas por todos los Jueces actuantes y el Secretario.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 17, Dictamen 261, de 24.2.87: Dispone que en la sentencia se resolverá no sólo la litis planteada sino también otros aspectos íntimamente ligados a la pretensión; establece de igual forma la obligación del tribunal de disponer de oficio las pruebas que se requieran para llegar al cabal conocimiento de la verdad, tanto en la primera instancia como en la segunda, pudiendo ésta, sólo en casos excepcionales decretar la nulidad en situaciones muy específicas y en evitación de indefensión.

ARTÍCULO 147.- Cuando hubiere condena de frutos, intereses, daños o perjuicios, se fijará en cantidad líquida, o se establecerán por lo menos las bases con arreglo a las cuales deba hacerse la liquidación.

Sólo en el caso de no ser posible lo uno ni lo otro se hará la condena a reserva de fijar su importe y hacerla efectiva en la ejecución de la sentencia.

ARTÍCULO 148.- Los Tribunales no podrán bajo ningún concepto aplazar, dilatar ni negar la resolución de las cuestiones que hayan sido discutidas en el proceso.

ARTÍCULO 149.- No obstante lo dispuesto en el artículo anterior, cuando hubiere de fundar exclusivamente la sentencia en el supuesto de la existencia de un delito, suspenderán el fallo del pleito hasta la terminación del procedimiento penal si, oído el Fiscal, estimare procedente la formación de la causa.

De igual forma se procederá cuando una de las partes, en la oportunidad procesal correspondiente, hubiere tachado de falso un documento que pueda ser de influencia notoria en el pleito, y a juicio del Tribunal esa circunstancia deba apreciarse previamente en el orden penal.

ARTÍCULO 150.- Los Tribunales no podrán variar, después de firmadas, las sentencias que pronunciaren; pero sí aclarar, de oficio o a instancia de parte, algún concepto oscuro, suplir cualquier omisión o rectificar alguna equivocación importante de que adolezcan.

Las partes sólo podrán solicitar la aclaración o rectificación dentro del siguiente día hábil al de habérseles notificado la sentencia.

Los Tribunales deberán en todo caso resolver la aclaración dentro del segundo día hábil al de la última notificación.

Contra la resolución que recaiga a esta solicitud no se dará recurso alguno.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Acuerdo 75, Dictamen 189, de 5.6.84: Referida a la declaración de la firmeza de la sentencia y a la subsanación de alguna omisión o rectificación de un error material. Bol. 1984-1, pág. 20.

ARTÍCULO 151.- Las sentencias que pongan fin a la instancia se redactarán en la forma siguiente:

  1. se consignaran al margen los nombres de los Jueces que lo acordaron;
  2. en el encabezamiento, se hará constar el lugar, fecha y Tribunal que las pronuncie; los nombres, domicilio y profesión de las partes contendientes y el carácter con que litiguen; los nombres de los Abogados que intervinieron y el objeto del proceso;
  3. en párrafos separados, que comenzarán con la palabra Resultando, se consignarán con claridad y con la concisión  posible, las pretensiones de las partes y los hechos en que las funden, las excepciones alegadas, las pruebas propuestas y practicadas y las infracciones procesales que puedan haberse cometido;
  4. se expresará el nombre del Juez ponente en los casos que proceda;
  5. en párrafos separados, que comenzarán con la palabra Considerando, se apreciarán los puntos de hecho alegados que se estimen probados y las razones y fundamentos legales que se estimen procedentes para el fallo que haya de dictarse, citando las leyes, las interpretaciones que de las mismas haga el Consejo de Estado, las instrucciones de carácter obligatorio dictadas por el Pleno del Tribunal Supremo Popular o su Consejo de Gobierno, y las decisiones dictadas por esos órganos al evacuar las consultas de los Tribunales.

Si en la sustanciación del proceso se hubieren cometido defectos u omisiones que merezcan corrección se apreciarán en el último considerando, exponiendo, en su caso, los fundamentos que conduzcan a la recta inteligencia y aplicación de esta Ley;

  1. se pronunciará, por último, el fallo, en los términos prevenidos en los artículos 146 y 147, con las declaraciones que procedan sobre costas, y, en su caso, se harán las prevenciones necesarias para corregir las faltas que se hubieren cometido en el procedimiento. Si éstas merecieran corrección disciplinaria, podrán imponerse en acuerdo reservado cuando se estime conveniente

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 286, Dictamen 18, de 27.6.78: Dispone la obligación de numerar consecutivamente las resoluciones definitivas dictadas en todas las especialidades, con excepción de lo penal en la instancia municipal.

Acuerdo 17, Dictamen 261, de 24.2.87: Ver nota al artículo 146.

ARTÍCULO 152.- Las sentencias de instancia se dictarán dentro de los ocho días siguientes de haber quedado el proceso concluso para dicha resolución, salvo precepto que prescriba término distinto.

ARTÍCULO 153.- Las sentencias que se dicten resolviendo los recursos de casación y de apelación se redactarán ajustándose en lo pertinente a lo establecido en los apartados 1), 2), 4) y segundo párrafo del 5), del artículo 151; y se consignará además:

  1. bajo la palabra resultando:

a) el fallo de la sentencia recurrida;

b) los motivos de la apelación o casación sucintamente expresados;

  1. bajo la palabra considerando, los fundamentos legales y doctrinales del fallo que haya de recaer para resolver el recurso;
  2. el fallo, que declarará haber o no lugar al recurso y hará los demás pronunciamientos que correspondan

ARTÍCULO 154.- No podrá hacerse pronunciamiento en perjuicio de quienes no sean parte en el proceso ni hayan sido llamados a él, salvo en cuanto a las medidas previas o cautelares de garantía.

ARTÍCULO 155.- Se entienden por sentencias firmes, aquéllas contra las que no cabe recurso alguno o no se ha establecido éste oportunamente por las partes.

ARTÍCULO 156.- Se entiende por ejecutoria el documento público y solemne en que se consigna una sentencia firme.

ARTÍCULO 157.- Las sentencias y autos definitivos se encuadernarán en tomos foliados y con índice, guardándose en la secretaría correspondiente o en el archivo del Tribunal.

Para las actuaciones y notificaciones y para su publicación se librarán las certificaciones necesarias.

Capítulo VII
DE LAS NOTIFICACIONES, CITACIONES, EMPLAZAMIENTOS Y REQUERIMIENTOS

ARTÍCULO 158.- Las resoluciones se notificarán a todos los que sean partes en el proceso en el mismo día de su fecha o a más tardar en el siguiente, con excepción de las sentencias, cuya notificación podrá realizarse dentro de los dos días hábiles siguientes al de su fecha.

No obstante, no será necesaria la notificación de las providencias referidas a la solicitud de certificaciones una vez archivadas definitivamente las actuaciones.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 69, Dictamen 144, de 25.5.82: Dispone la obligación de notificar la providencia por la que se disponga el proceso concluso para dictar sentencia, tanto en lo civil como en lo administrativo.  Bol. 1982, pág. 12.

Acuerdo 30, Dictamen 304, de 28.3.89: Ver nota al artículo 105.

ARTÍCULO 159.- Las partes o sus representantes están obligados a acudir al local del Tribunal todos los días hábiles, en horas laborables, para notificarse de las resoluciones que se dicten en sus asuntos.

En el caso de no recibir notificación alguna, tendrán derecho a que se les entregue constancia de haber concurrido.

ARTÍCULO 160.- Las notificaciones se practicarán por el Secretario o Secretario auxiliar.

Si se tratare de auto o sentencia, se hará entrega de copia literal de la resolución con expresión del asunto en que se haya dictado, firmada por el Secretario o Secretario auxiliar que la practique. En ambos casos, se consignará en el expediente la fecha en que se practique la notificación, mediante diligencia que firmará el notificado y el Secreta­rio o Secretario auxiliar que la practique.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 30, Dictamen 304, de 28.3.89: Ver nota al artículo 105.

ARTÍCULO 161.- Las partes o sus representantes que no concurran a notificarse en la oportunidad antes señalada, serán notificados mediante el estado diario a que se refiere el artículo 162 que el Secretario fijará en la tablilla de avisos del Tribunal y se dejará constancia de ello, mediante nota certificada, al pie de la resolución.

Si se tratare de demandado en rebeldía, se estará a lo dispuesto en los artículos 437 a 442, ambos inclusive.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 138, Dictamen 125, de 16.6.81: Dispone la obligación de los secretarios de dejar constancia en el expediente, una vez fijado en tablilla el estado diario, con expresión concreta de su fecha, indispensable para el cómputo de los términos subsiguientes, lo que resulta igualmente para el desfije y su debida constancia, la que deberá ser unida al legajo en que deba ser conservada.

Acuerdo 30, Dictamen 304, de 28.3.89: Ver nota al artículo 105.

ARTÍCULO 162.- El estado diario se mantendrá en tablilla durante cinco días y contendrá los números de los respectivos expedientes, los nombres de las partes y el número de resoluciones que se notifican, certificado al pie por el Secretario.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Acuerdo 138, Dictamen 125, de 16.6.81: Ver nota al artículo anterior.

ARTÍCULO 163.- La diligencia de citación se hará por medio de cédula que contendrá los particulares siguientes:

  1. Tribunal que la disponga;
  2. nombres y apellidos del que deba ser citado y dirección de su domicilio o lugar donde deba practicarse la diligencia;
  3. el objeto de la citación;
  4. lugar, día y hora en que deba concurrir el citado;
  5. apercibimiento de que si no concurre sin justa causa le pararán los perjuicios a que hubiere lugar en derecho

La citación deberá hacerse personalmente si fuere posible; en su defecto, por medio de familiar o vecino mayor de catorce años, o del correspondiente Comité de Defensa de la Revolución o Base Campesina de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños.

Cuando la citación no se haga personalmente al interesado, en la diligencia de entrega de la cédula de citación se hará constar la obligación del que recibiere la copia de dicha cédula de entregarla al que debe ser citado, inmediatamente que este regrese a su domicilio o lugar señalado para practicar dicha diligencia, con los apercibimientos procedentes si deja de entregarla.

ARTÍCULO 164.- Los emplazamientos se harán en la misma forma y con iguales requisitos que las citaciones, pero en ello se expresará el término dentro del cual ha de comparecer el emplazado.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Acuerdo 20, de 24.2.87: Dispone el estricto cumplimiento de las prescripciones del artículo 164 de la ley procesal para efectuar los emplazamientos, proscribiendo la práctica de realizar las mismas mediante el estado diario. Bol. 1988-1, pág. 24.

Acuerdo 13,  Dictamen 382 de 11.2.98: Aclara el Acuerdo 20 de 24.2.87, de modo que se dispone que el Secretario, haciendo constar la circunstancia de que el abogado personado en las actuaciones que con su conducta intencional pretenda eludir o negarse a ser emplazado en la correspondiente diligencia, proceda a realizar el emplazamiento cuestionado por medio de la tablilla de avisos del Tribunal, en atención a lo previsto, en el párrafo segundo del artículo ciento sesenta y tres citado, en su relación con el párrafo primero del artículociento cincuenta y nueve del propio texto legal

ARTÍCULO 165.- La diligencia de requerimiento se llevará a efecto previa notificación de la resolución que la haya dispuesto, conforme a los términos de ésta y se consignará, en su caso, la contestación que diere la persona a quien se dirija.

ARTÍCULO 166.- Las citaciones, emplazamientos y requerimientos se practicarán en el mismo día o al siguiente de ordenados, haciendo constar el lugar, la hora y fecha en que se lleven a efecto y personas con quienes se entiendan.

ARTÍCULO 167.- Las partes están obligadas, al comparecer en cualquier proceso, a designar domicilio para cualesquiera actuaciones que con ellas deban practicarse, así como los cambios sucesivos del domicilio designado. Mientras no hagan esto último, se considerará su domicilio, a todos los efectos procesales, respecto al actor, el lugar que hubiere señalado en la demanda, y respecto al demandado, aquel en que se hubiere llevado a cabo el emplazamiento.

Si no obstante la prevención a que se contrae el párrafo anterior, no pudieran practicarse las diligencias en la forma que disponen los artículos 163, 164 y 165, por ignorarse el actual domicilio del que deba ser objeto de ellas, se llevarán a efecto por medio de la tablilla del Tribunal.

ARTÍCULO 168.- Toda diligencia que haya de practicarse fuera del local del Tribunal, se llevará a efecto en el domicilio de la persona a que se refiera. Si no fuere hallada en él, se entenderá la actuación en la forma prevista en los últimos párrafos del artículo 163.

Cuando la persona con quien deba entenderse la diligencia se negare a firmar y, advertida de la responsabilidad en que pudiere incurrir, persistiere en la negativa, se hará constar así y oportunamente se dará cuenta al Tribunal competente a los efectos que procedan y la diligencia surtirá todos los efectos como si se hubiere entendido personalmente.

ARTÍCULO 169.- A las personas de domicilio o paradero ignorado se les citará, emplazará, notificará, requerirá o llamará a los procesos, comparecencias o actos de cualquiera clase en que deban intervenir como partes, interesados, herederos o en otro concepto, por medio de sus apoderados, cónyuges o parientes dentro del segundo grado, que fueren conocidos en el lugar de la diligencia. En su defecto, por avisos a los que se dará la publicidad posible.

ARTÍCULO 170.- Las diligencias de citación, emplazamiento y requerimiento que deban entenderse con los jefes de misiones diplomáticas acreditadas en Cuba y su personal diplomático, deberán cursarse por medio del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 38, de 1.3.78: Dispone el procedimiento a seguir para el emplazamiento de un demandado de ignorado paradero, debiendo agotarse por todos los medios que la demanda llegue al conocimiento del mismo, debiendo entenderse ésa con su apoderado si lo tuviere, familiares cercanos, vecinos, con el Comité de Defensa de la Revolución y en especial con la Unidad Militar si el mismo se encontrara cumpliendo misiones internacionalistas. Bol. 1978-1, pág. 24.

ARTÍCULO 171.- Son nulas las  notificaciones, citaciones y emplazamientos que no se practiquen con arreglo a lo dispuesto en este Capítulo. Sin embargo, cuando la persona notificada, citada o emplazada se hubiera dado por enterada, expresa o implícitamente, surtirá desde entonces la diligencia todos sus efectos, como si se hubiere hecho conforme a las disposiciones de esta Ley.

No por ello quedará relevado el actuario de la corrección disciplinaria establecida en la presente Ley.

ARTÍCULO 172.- El Secretario auxiliar obligado a practicar las notificaciones, dará cuenta al Secretario cada día de las que no haya podido practicar por la no comparecencia de las partes ni de sus representantes a fin de que sean publicadas en el estado diario a que se refieren los artículos 161 y 162.

Capítulo VIII
DEL AUXILIO JUDICIAL

ARTÍCULO 173.- Los Tribunales se prestarán cooperación y auxilio recíprocos para la ejecución de todas aquellas diligencias judiciales que deban practicarse en su demarcación y les fueren solicitadas por un Tribunal de otra distinta.

Las autoridades, sus agentes y demás funcionarios del Estado prestarán a los Tribunales el auxilio que de ellos soliciten dentro del ámbito de sus respectivas atribuciones; y su negativa o resistencia injustificadas, aparte de la queja, en su caso, a sus superiores, dará motivo a las responsabilidades penal y civil que se originen.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 419, Dictamen 26, de 5.10.78: Dispone la obligación de los tribunales de dar cumplimiento al auxilio judicial solicitado por otro.

Instrucción 92, de 16.6.80: Sobre el cumplimiento de los despachos entre tribunales para la práctica de diligencias judiciales y que deben tener lugar fuera de sus respectivas demarcaciones.

Acuerdo 13, Dictamen 329, de 15.4.92: Dispone que al recibirse despacho para auxilio judicial, el tribunal receptor se subroga en lugar y grado del remitente y debe agotar todas las vías y disponer lo pertinente para lograr el eficaz diligenciamiento de lo pretendido, habida cuenta de lo dispuesto en el artículo 13.1 de la Ley No. 70.

Circular No. 93, de 19.5.93, del Presidente del Tribunal Supremo Popular: sobre obligatoriedad de cumplimiento, por parte de los tribunales municipales y salas de los tribunales provinciales de los despachos que a ellos se libren por otros órganos jurisdiccionales.

ARTÍCULO 174.- Para la práctica de las diligencias que  hayan de ejecutarse fuera de la competencia territorial del Tribunal que las hubiere dispuesto, se librará el correspondiente despacho o carta rogatoria, según el caso, atemperándose a las disposiciones a que se refieren los artículos del 53 al 58, ambos inclusive, de la Ley de Organización del Sistema Judicial.

Las mismas reglas establecidas en el último artículo de los antes mencionados, se observarán para dar cumplimiento en la República de Cuba a los despachos y comisiones rogatorias de Tribunales extranjeros por los que se requiera la práctica de alguna diligencia judicial.

ARTÍCULO 175.- No obstante lo dispuesto en el artículo anterior, las diligencias de prueba, citaciones, requerimientos, emplazamientos y notificaciones se realizarán directamente por el Tribunal que las haya dispuesto cuando la proximidad del lugar permita hacerlo.

ARTÍCULO 176.- Para solicitar el libramiento de certificaciones, o testimonios y la práctica de cualquier otra diligencia cuya ejecución corresponda a una autoridad o funcionario de otro orden, se utilizarán despachos o comunicaciones.

ARTÍCULO 177.- Los despachos indicados se librarán de oficio o a instancia de las partes. Estas, sus representantes o las personas en ellos designados, no tendrán mas intervención en su diligenciamiento que la que en los despachos se les autorice, salvo la de suministrar cualquier información que facilite su cumplimiento.

Capítulo IX
DE LAS NULIDADES

ARTÍCULO 178.- Los Tribunales, de oficio, o a instancia de parte, declararán la nulidad de las actuaciones en los casos previstos expresamente en la ley y en cualquier otro en que, por incumplimiento de las formalidades legales, se produzca o pueda producirse indefensión o algún perjuicio irreparable a cualquiera de las partes.

Tratándose de resoluciones judiciales no cabe sino el recurso que la ley autoriza.

Nota: Ver la siguiente disposición:
CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Acuerdo 18, de 7.2.84: Dispone la posibilidad de que una sentencia firme pueda interesarse su anulación por la Sala que la dictó, por no estar incluido el caso en cuestión entre las causales de revisión. Bol. 1984-1, pág. 12.

ARTÍCULO 179.- En todo caso, para la declaración a que se refiere el artículo anterior, será necesario que la falta cometida no se pueda subsanar de otro modo.

ARTÍCULO 180.- La declaración de nulidad a instancia de parte se sustanciará por los trámites de los incidentes.

El Tribunal repelerá de plano los incidentes que no se hallen en alguno de los casos a que se refieren los artículos 178 y 179. También podrá el Tribunal decidir de plano la petición de nulidad cuando la misma resulte claramente comprobable del simple examen de la cuestión planteada.

Contra la resolución del Tribunal que deniegue la nulidad no cabe recurso alguno, sin perjuicio del derecho de la parte promovente para deducir la misma pretensión en el recurso que proceda contra la sentencia definitiva.

ARTÍCULO 181.- No puede reclamar la declaración de nulidad quien haya dado lugar a la misma.

ARTÍCULO 182.- La declaración de nulidad se extenderá únicamente a las actuaciones posteriores directamente relacionadas o que sean consecuencia inmediata del acto declarado nulo.

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

Acuerdo 80, de 4.2.76: Dispone que la anulación será dispuesta solamente de las actuaciones directamente relacionadas con la nulidad y no de otras, habida cuenta de lo dispuesto en el artículo 183 de la ley de procedimiento civil y administrativo (actual 182 de la LPCAL).  Bol. 1976,  pág. 29.

Acuerdo 17, Dictamen 261, de 24.2.87: Ver nota al artículo 146.

ARTÍCULO 183.- Al declararse la nulidad se dispondrá, al mismo tiempo, la subsanación de los defectos y omisiones que hayan dado lugar a ella y se hará el pronunciamiento acerca de las costas y correcciones disciplinarias a que dieren motivo.

Capítulo X
DE LAS CORRECCIONES DISCIPLINARIAS

ARTÍCULO 184.- En el proceso civil las correcciones disciplinarias podrán imponerse:

  1. a los Jueces, Secretarios, auxiliares y demás personal de los Tribunales;
  2. a los Fiscales, Abogados y sus auxiliares;
  3. a los peritos, testigos, partes y representantes de éstas;
  4. a cualquier persona del público que asista a las vistas u otros actos judiciale

ARTÍCULO 185.- Las correcciones disciplinarias se impondrán por:

  1. las Salas que estén conociendo del asunto, a los integrantes de los órganos judiciales de jerarquía inferior;
  2. las Salas o Tribunales Municipales Populares que estén conociendo del asunto, a los Abogados y sus auxiliares, a los Secretarios y a los auxiliares y demás personal de los Tribunales respectivos; a los peritos, testigos, a las partes y sus representantes, así como a cualquier persona del público que asista a las vistas u otros actos judiciales.
  3. De toda corrección disciplinaria impuesta a un Abogado o a su auxiliar, una vez firme, se dará cuenta al Bufete Colectivo u organismo a que pertenezca, a los fines pertinentes.
  4. sus superiores jerárquicos, a los Fiscales.

ARTÍCULO 186.- Darán motivo a la imposición de correcciones disciplinarias:

  1. las faltas que cometan los miembros de las Salas de Justicia y de los Tribunales Municipales Populares en la tramitación de los asuntos de que conozcan;
  2. las faltas que cometan los Secretarios, auxiliares y demás personal de los Tribunales en las actuaciones a su cargo;
  3. las faltas que cometan los Fiscales y Abogados

A esos efectos se reputarán faltas:

a) infringir con notoria impertinencia las disposiciones de esta Ley en sus escritos y peticiones;

b) no observar, en ocasión del ejercicio de sus funciones, el debido respeto a los Tribunales;

c) alterarse de manera grave contra otra persona o faltar el respeto, durante el ejercicio de sus funciones;

ch) desobedecer a quien preside el Tribunal, cuando fuere llamado al orden en sus alegaciones orales;

  1. las faltas que cometan los peritos y testigos, y las partes y sus representantes, de palabra, por escrito o de obra, cuando menoscaben el respeto y obediencia debidos a los Tribunales;
  2. las faltas que cometa cualquier persona del público asistente a las vistas u otros actos judiciales. A estos efectos se reputarán faltas las expresiones o actos que interrumpan las vistas, perturben de cualquier modo el orden o menoscaben el respeto y la consideración debidos a los Tribunales.

ARTÍCULO 187.- Las correcciones disciplinarias se impondrán en las oportunidades siguientes:

  1. las relativas a los integrantes de los órganos judiciales de jerarquía inferior cuando, en virtud de algún recurso, las Salas de jerarquía superior conozcan de los asuntos en que las faltas fueron cometidas;
  2. las relativas a los Abogados y sus auxiliares, Secretarios, auxiliares y demás personal judicial, cuando las Salas o el Tribunal Municipal Popular conozca de la falta cometida;
  3. las relativas a los Fiscales, cuando su superior jerárquico conozca de la falta;
  4. las relativas a los peritos y testigos, a las partes y sus representantes, y a cualquier persona del público asistente a las vistas u otros actos judiciales, en el momento de cometerse la falta

ARTÍCULO 188.- Las correcciones disciplinarias que podrán imponerse son las siguientes:

  1. los Jueces, Fiscales, Abogados y sus auxiliares, los Secretarios, auxiliares y demás personal de los Tribunales

a) advertencia; 

b) amonestación;

ch) multa que no exceda de cincuenta pesos;

  1. a los peritos, testigos, partes y sus representantes, así como a cualquier persona del público asistente a las vistas u otros actos judiciales:

a) amonestación;

b) expulsión, si no obedeciere a la primera intimación.

c) Los que se resistan a cumplir la orden de expulsión serán arrestados y corregidos, sin ulterior recurso, con multa que no exceda de cincuenta pesos.

ARTÍCULO 189.- Cuando las faltas en que incurran los peritos y testigos, las partes o sus representantes, así como cualquier persona del público asistente a las vistas u otros actos judiciales, revistieren caracteres de delito o contravención, podrán ser detenidos sus autores y puestos a disposición de la autoridad que deba conocer de esos hechos.

ARTÍCULO 190.- Todas las correcciones disciplinarias se impondrán de plano.

ARTÍCULO 191.- Contra las correcciones disciplinarias impuestas a Jueces, Fiscales, Abogados y sus auxiliares, Secretarios, auxiliares y demás personal de los Tribunales podrán los interesados solicitar en un plazo de tres días que se les oiga en justicia por el propio Tribunal que las haya impuesto, el cual convocará a una comparecencia verbal a los interesados, que se celebrará dentro de los siete días posteriores a la fecha de la solicitud.

En esta audiencia intervendrá el Fiscal.

El Tribunal, mediante auto, podrá confirmar, atenuar o dejar sin efecto la medida impuesta, sin ulterior recurso.

ARTÍCULO 192.- Los Tribunales pondrán en conocimiento de los superiores jerárquicos de los Fiscales las faltas que éstos cometan en el ejercicio de sus funciones, a los efectos procedentes.

ARTÍCULO 193.- Cuando el Fiscal advirtiere en los asuntos en que intervenga, alguna falta de las que dan lugar a corrección disciplinaria, la señalará al Tribunal.

Capítulo XI
DE LA PRECLUSION

ARTÍCULO 194.- Todos los trámites a cargo de las partes han de ser evacuados dentro del término establecido, y si no lo fueren, se tendrán por decaídos, sin necesidad de declaración expresa, pasándose de oficio al siguiente, salvo en los casos en que un precepto legal reserve exclusivamente a una parte el impulso procesal.

ARTÍCULO 195.- En los casos en que la ley reserve exclusivamente a una parte el impulso procesal, caducará el derecho a utilizarlo si no hace uso de él en el término que, en defecto del establecido por la ley, el Tribunal le señale de oficio o a instancia de la otra parte. El plazo expresado no podrá exceder en ningún caso de cuarenta y cinco días.

ARTÍCULO 196.- Transcurrido el término a que se refiere el ARTÍCULO anterior sin que el interesado haya hecho uso del impulso a su cargo, el Tribunal dispondrá la continuación del procedimiento, según su estado hasta la resolución definitiva de la instancia o recurso correspondiente.

ARTÍCULO 197.- El término antes expresado sólo se entenderá interrumpido cuando, una vez concedido se esté en alguno de los casos a que se refieren los artículos 74 y 76, o cualquier otro de fuerza mayor debidamente apreciados.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Acuerdo 126, Dictamen 165, de 2.8.83: Ver nota al artículo 103.

Capítulo XII
DE LAS COSTAS PROCESALES

ARTÍCULO 198.- Las costas procesales consisten en los gastos necesarios en que las partes deben incurrir durante el proceso, directa e inmediatamente dirigidos a hacer posible la sustanciación del mismo de acuerdo con los trámites que la ley en cada caso autoriza.

ARTÍCULO 199.- Entre las costas procesales se encuentran especialmente comprendidos:

  1. la retribución correspondiente a los Abogados por su representación o asistencia a uno de los litigantes;
  2. la retribución debida a los peritos con derecho a ella, designados para la práctica de la prueba pericial propuesta por las partes o acordada de oficio por el Tribunal;
  3. los gastos de indemnización debidos a los testigos que hayan concurrido a prestar declaración, si los reclamaren;
  4. cualquier otro gasto similar por concepto de derechos para la expedición de certificaciones, testimonios u otra clase de documentos que los devenguen y que haya sido necesario traer al proceso

Nota: Ver las siguientes disposiciones:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Acuerdo 449, Dictamen 33, de 2.11.78:Sobre el indeclinable deber del tribunal de resolver, al momento de dictar sentencia, sobre las costas procesales, la que deben entenderse por las gastos en que se haya incurrido por la obtención de certificaciones u otros gravados, así como cualquier otro gasto en que se haya incurrido en la sustanciación del proceso, lo que resulta asimismo aplicable al proceso laboral cuando el trabajador haya tenido representación letrada.

Acuerdo 517, Dictamen 115, de 15.12.80: Dispone la procedencia de declarar las costas procesales por los gastos en que hayan incurrido los testigos comparecientes a prestar declaración, si las reclamaren. Bol. 1981-2,  pág. 27.

ARTÍCULO 200.- Cada parte vendrá obligada a abonar, en lo que a ella respecta, los gastos que se originen por virtud de su intervención en los actos y diligencias y en relación a la presentación de los escritos a que se refiere el artículo anterior.

ARTÍCULO 201.- Aún en los casos en que la ley no las imponga preceptivamente, los Tribunales, al dictar sentencia definitiva en un asunto, sea en la primera instancia o a virtud de recurso y en los autos decidiendo una controversia en cuanto a los demás recursos e incidentes que se promuevan, deberán hacer pronunciamiento expreso sobre las costas procesales, declarando, según a su juicio corresponda, no haber lugar a hacer especial imposición de ellas, o imponiéndolas a la parte que con temeridad o mediante culpa, libremente apreciada, haya dado lugar injustificadamente a la reclamación, recurso o incidente; y siendo varias, la proporción en que cada una debe concurrir al pago.

ARTÍCULO 202.- La declaración de no haber lugar a hacer especial imposición de costas, implica que correrán por cuenta de cada parte las causadas a su instancia, solicitud o intervención. En este caso, si hubiere costas devengadas a virtud de actuaciones dispuestas de oficio, su pago corresponderá a todas las partes de acuerdo con la proporción que el Tribunal señale.

ARTÍCULO 203.- La condena en costas a una o más partes implica la obligación de éstas de reembolsar a las otras los gastos legítimos en que hubieren incurrido, además de abonar las correspondientes a las actuaciones dispuestas de oficio.

ARTÍCULO 204.- Las reclamaciones para el pago de las costas, cualquiera que sea el momento en que quede firme la resolución imponiéndolas, no podrán deducirse mientras no recaiga ejecutoria o resolución que ponga fin al asunto principal.

ARTÍCULO 205.- La reclamación se presentará ante el Tribunal que haya conocido del proceso en primera instancia, con relación detallada de los gastos a que se refieren, bajo protesta de haber sido abonados y acompañando, de ser posible, los recibos y comprobantes justificativos. Se acompañarán, en este caso, testimonio de la liquidación aprobada de las costas causadas en la instancia superior, las cuales se reclamarán conjuntamente.

ARTÍCULO 206.- El Fiscal no será nunca condenado a costas.

ARTÍCULO 207.- Las costas se harán efectivas por la vía de apremio si se reclaman dentro de los seis meses siguientes a la firmeza de la resolución que ponga fin al asunto, quedando a salvo el derecho, en otro caso, para exigirlas por el procedimiento ordinario.

Promovida la reclamación por una parte, se instruirá a las demás para que puedan reclamar las que a ellas correspondan, dentro de un plazo común de veinte días. Este término podrá prorrogarse por el término necesario para presentar el testimonio a que se refiere el artículo 205, si alguna de las partes acredita que tiene pendiente tasación de costas en el pleito en el Tribunal superior.

ARTÍCULO 208.- El Tribunal dispondrá que por el Secretario se practique la tasación de las costas, siempre que se solicite por no haber sido satisfechas por la parte condenada al pago.

ARTÍCULO 209.- La tasación de costas se hará sin dilación. Se regularán por arancel o tarifa las partidas que estén sujetas a ellos. Las demás remuneraciones y gastos se regularán por los mismos interesados en minuta detallada y firmada, que presentará la parte que los haya abonado.

La regulación de la retribución debida a los Abogados se determinará conforme al arancel aprobado para los Bufetes Colectivos.

ARTÍCULO 210.- Al practicar la liquidación se determinará la ascendencia global de la cantidad que deba hacer efectiva cada parte, previa compensación del importe de las costas a cuyo pago hubiere sido condenada en cualquier trámite del proceso.

ARTÍCULO 211.- De la tasación de costas se dará vista a las partes por el plazo común de tres días, transcurrido el cual sin evacuar el traslado, el Tribunal aprobará la liquidación sin ulterior recurso o mandará hacer las rectificaciones y exclusiones que a su juicio procedan.

ARTÍCULO 212.- Si dentro del plazo establecido en el artículo anterior, las partes o alguna de ellas impugnara la tasación por excesiva o indebida, el Tribunal convocará a una audiencia verbal y después de oír a las partes que comparecieren, aprobará la tasación o mandará hacer las rectificaciones y exclusiones que a su juicio procedan.

Capítulo XIII
DE LOS EXPEDIENTES DEL PROCESO

ARTÍCULO 213.- Con el escrito de promoción de cada asunto se iniciará un expediente, el que se clasificará y numerará asentándolo en el libro correspondiente. Se le incorporarán sucesivamente los demás escritos y actuaciones relativos al proceso. Todos los folios serán numerados correlativamente.

Nota: Ver la siguiente disposición:

CONSEJO DE GOBIERNO DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR

Acuerdo 38, Dictamen 325, de 17.9.91: Dispone el orden que deben guardar el escrito promocional y los demás documentos acompañados a la demanda, en el proceso civil.

ARTÍCULO 214.- Los expedientes se conservarán en la secretaría del Tribunal donde podrán examinarlos las partes y sus Abogados.

ARTÍCULO 215.- Terminado definitivamente un proceso, se archivará el expediente en la forma que establezcan las disposiciones reglamentarias correspondientes.