Matrimonio en Cuba

En Cuba, el matrimonio es la unión voluntaria entre un hombre y una mujer con capacidad legal para ello. La unión civil es la única que tiene reconocimiento y protección legal, aunque existen los matrimonios eclesiásticos.

La edad mínima para contraer matrimonio es de 18 años para ambos sexos, aunque puede casarse la hembra mayor de 14 y el varón de 16 años, con previa autorización de los padres o sus representantes legales.

Además de los nacionales, pueden casarse al amparo de las leyes cubanas, los extranjeros entre sí, y los extranjeros con nacionales, siempre que cumplan los requisitos establecidos para el acto. Si uno de los contrayentes no pudiera asistir al matrimonio, puede designar un apoderado para que lo represente.

Los funcionarios autorizados para oficiar un matrimonio dentro de la isla son los Registradores Civiles o los Notarios Públicos. En el exterior están facultados los Cónsules y Vicecónsules. Si uno de los contrayentes es extranjero o cubano con residencia en el exterior, el matrimonio será formalizado en una Notaria Especial del Ministerio de Justicia, adscriptas a las Consultorías Jurídicas Internacionales.

Existen Notarias Especiales en todas las provincias del país y varias en la Ciudad de La Habana. El servicio de matrimonio se solicita con unos días de antelación, o en su defecto se requiere de la prestación con la mayor brevedad posible, dicha inmediatez tendrá un costo adicional.

Existe diferencia de tarifa cuando el matrimonio es entre cubanos residentes en el país o cuando tiene lugar entre extranjeros o cubanos residentes fuera de Cuba. Basta con que uno de los contrayentes tenga esta distinción, para que el acto tenga que ser formalizado por un notario radicado en las Notarías Especiales y haya que procurar un mayor desembolso tarifario.

Es ante el Registrador o Notario Público que se presentaran para contraer matrimonio los documentos acreditativos de la identidad de los contrayentes y la aptitud legal para casarse. La identidad se prueba mediante el carnet de identidad o el pasaporte valido y vigente, según sea el caso. La aptitud legal se certifica mediante documentos que acrediten que los contrayentes son solteros, viudos o divorciados. Los documentos acreditativos del estado civil se presentaran en idioma español y debidamente compulsado si no fueron emitidos en Cuba.

El régimen económico del matrimonio formalizado bajo las leyes cubanas es el de la Comunidad Matrimonial de Bienes. Este es el único régimen que se regula y no permite la existencia de acuerdos prematrimoniales. Esta Comunidad de bienes se inicia con el matrimonio y se extingue con el Divorcio. Se presumen comunes todos los bienes adquiridos por los cónyuges durante la vigencia del matrimonio hasta que no se pruebe que es de uno solo de ellos. Los bienes adquiridos antes de la relación matrimonial son considerados como bienes propios.

Preguntas frecuentes sobre matrimonio.

1.- ¿Dónde se legalizan los documentos que se deben presentar para el matrimonio y cuánto cuesta este servicio?

Respuesta: Los documentos necesarios para acreditar el estado civil se legalizan ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, previa legalización ante el Consulado cubano en el país de los contrayentes. La tarifa del servicio de legalización ante el MINREX es de $15 CUC y el valor en sellos timbrados equivalentes a $20 CUC por cada documento.

2.- ¿Soy extranjero, al contraer matrimonio con un ciudadano cubano, puedo comprar una vivienda en Cuba?

Respuesta: Si la vivienda se compra a título del nacional antes de efectuarse el matrimonio, el extranjero no tiene derecho sobre el inmueble durante el matrimonio ni en caso de divorcio, en tanto la vivienda no se incluye dentro de la Comunidad Matrimonial de Bienes. Si se efectuara primero el matrimonio y después se comprara la vivienda sin ser residente permanente el cónyuge extranjero, necesariamente la titularidad sería a nombre del cónyuge cubano, pero en la escritura de compraventa se consignaría “de estado civil casada(o) con (generales del extranjero)”, convirtiéndose así el inmueble en parte de la Comunidad Matrimonial de Bienes. En caso de divorcio el extranjero(a) tiene derecho a la liquidación y adjudicarse la mitad del valor de la vivienda.

3.- ¿Cómo puedo sacar una cita para casarme? ¿Con que tiempo de antelación debo solicitar el servicio del Notario para el matrimonio?

Respuesta: Los servicios los puede solicitar en las mismas oficinas de las Notarías Especiales, siempre con unos cuantos días de antelación y de acuerdo a la disponibilidad de citas del funcionario. En caso de solicitar el servicio con mayor brevedad, deberá pagar una tarifa por inmediatez.

4.- Una vez efectuado el matrimonio en Cuba, ¿Cómo se procedería en caso de divorcio?

Respuesta: Si ha contraído matrimonio en Cuba y su pretensión es divorciarse, resultando aplicable las leyes cubanas, debe contratar los servicios de un abogado en cualquiera de las oficinas pertenecientes a la Organización Nacional de Bufetes Colectivos. Cuando el contrato lo suscribe un extranjero o cubano residente en el exterior por cualquier categoría migratoria, tendría que pagar por el servicio jurídico aproximadamente unos 1000 CUC (pesos cubanos libremente convertibles), mientras que si lo hace un cubano residente en la Isla abonará unos 120 pesos en moneda nacional (en ambos casos se incluye el costo de los sellos y certificaciones). Si el cónyuge residente en el extranjero no puede o no quiere viajar a Cuba podría enviar un poder notarial que otorgue facultades para nombrar un abogado.